Skip to content

 10 consejos para una actitud de relación positiva

3 Octubre, 2021
Dicas de Mulher

Envejecer juntos y felices es posible, pero requiere dedicación. Foto: Thinkstock

La vida siempre nos ofrece diferentes opciones de formas de alcanzar un objetivo único, por ejemplo, puede ir al trabajo en bicicleta, caminar, en transporte público, conducir o tener un conductor privado. La elección dependerá de los recursos financieros, el tiempo y su objetivo.

En nuestras relaciones no es muy diferente, el objetivo final es tener a alguien a nuestro lado, por lo que la primera pregunta que debemos hacernos es qué tipo de camino nos gustaría tomar y qué recursos tenemos para ello. Hay parejas que viven en una montaña rusa eterna, con buenos y malos momentos y están bien, gracias.

Tener una actitud positiva es elegir un camino, y si esa fue tu decisión, aquí hay algunos consejos:

1 – Conoce tus valores

¿Qué quieres decir con relación? ¿Qué son las actitudes positivas? ¿Qué ejemplos has tenido de relación? A menudo crecemos en un hogar "con problemas" y creemos que es "normal". La tendencia, incluso si está inconsciente, es repetir esta actitud. Por lo tanto, es importante revisar nuestros conceptos y especialmente las "ideas preconcebidas".

2 – Haz que funcione

En la época de nuestros abuelos, la separación era un tabú, y como no había muchas alternativas, hubo un mayor esfuerzo para tener éxito. Hoy todo es muy desechable. Es común que la gente diga: "Si no funciona, simplemente sepárelos". No estoy en contra de la separación, hay casos y casos, pero ¿iniciarías una empresa imaginando tu bancarrota? Y si la empresa estuviera a punto de cerrar, ¿no buscaría una alternativa, recaudar fondos, celebrar reuniones y pedir ayuda? Entonces, ¿por qué no adoptamos este tipo de actitud en nuestra vida personal?

3 – Haz que valga la pena

Imaginemos que después de uno de esos días llegas a casa y descartas toda la ira de tu jefe hacia tu esposo. La situación solo empeoraría si tuviera la misma idea, descontando su ira hacia ti. Lo que debería ser un momento placentero termina cansando, erosionando la relación. ¿Cuántas personas conoces que prefieren trabajar horas extras temprano? Yo se muchos Entonces, cuando llegue a casa, salga de problemas, cree un ambiente feliz y de pensamiento positivo, así que después de un día estresante valdrá la pena volver a casa para estar con su ser querido.

4 – Cuidado con el exceso de privacidad

Además de la connotación sexual, la intimidad es mucho más que eso, es el motor principal de una relación, conocer al otro, decir sin hablar, adivinar sus pensamientos, sentirse seguro y aceptado, entre muchas otras cosas. Pero, como todo lo demás en la vida, demasiado puede hacer daño. Ir al baño con una puerta abierta, tomar una ducha juntos (si está bien darle una novia, pero para la higiene íntima no es posible), dejar escapar cualquier tipo de sonido (gasa y eructo), etc. La lista es enorme y las consecuencias aún más grandes. Una vez que el hechizo se rompe, es muy difícil arreglarlo.

5 – Diviértete

Es común después del matrimonio que las mujeres se sientan abrumadas con las tareas domésticas y los deberes cotidianos. Nuevamente hablemos de valores, la mujer de hoy no puede ser la "ama de casa" de hace diez años, hoy trabaja, estudia, tiene vida social, etc. Permítete la casa desordenada, el desayuno en la cama, el sexo a media tarde, la pizza de lunes a viernes, es decir, deshazte de la culpa de no ser una "supermujer" que puede manejar todo, romper el reglas y diviértete.

6 – No caigas en la rutina

Una de las mayores dificultades que tienen las parejas es lidiar con la rutina. Siempre seremos propensos a la repetición, ya que es cómodo y hacer algo nuevo requiere estar preparado para el cambio. Con la facilidad de Internet, es posible encontrar varios recorridos gratuitos, descuentos y promociones, solo aquellos que desean ser detenidos.

7 – Sea tolerante

La clave para cualquier tipo de relación es el diálogo, con el cual podemos conocer la verdad de la otra persona y entender las razones que la llevaron a hacer tal cosa. Imponer una verdad que quizás sea solo nuestra no es permitir que el otro sea parte de esa relación. Tener paciencia, escuchar, comprender y rendirse es parte y es saludable.

8 – El respeto es bueno y a todos les gusta

Aquí podemos aplicar la frase "la amabilidad engendra amabilidad". Si supiéramos el poder de las palabras: por favor, gracias, disculpe, entre muchos otros, el mundo sería un lugar mucho más agradable para vivir. Conocí parejas que trataban con blasfemias y acusaciones. Otros que viven como hermanos, compiten, se menosprecian y juegan "bromas". El amor siempre tiene que estar asociado con el respeto y la admiración, porque de lo contrario pierde su valor y se convierte en otra cosa.

9 – No apuestes todas tus fichas

Podemos dividir nuestras vidas en varios sectores: trabajo, estudio, familia, amigos, matrimonio, ocio, etc. El bienestar es el resultado de equilibrar todos estos "departamentos". Un error común es asociar toda nuestra felicidad con la relación, lo que genera demasiadas expectativas y demandas indebidas. Una persona no puede suministrar el amor de alguien que no se lleva bien con sus padres o que no tiene amigos. Debe haber una vida más allá de la relación. Por lo tanto, debe fomentarse el fútbol con amigos, así como encontrarse con amigos en el centro comercial.

10 – Sé feliz

Como ya dijimos, tener una actitud positiva es una opción, hay personas que pasan el día quejándose, para ellos es bueno. Ser feliz, contrario a lo que la mayoría de la gente piensa, también depende de nosotros. No está asociado con dinero, bienes materiales, otras personas, el sol o la lluvia, o cualquier otra cosa externa. Es un sentimiento interno, una opción para ver el lado positivo de la vida, independientemente de las circunstancias.