Skip to content

11 poderosas vitaminas para una piel sana y hermosa

8 Julio, 2021
11 poderosas vitaminas para una piel sana y hermosa

¿Alguna vez has escuchado que la belleza viene de adentro hacia afuera? Este dicho no existe para nada, y también es válido cuando hablamos del papel que juegan las vitaminas en nuestra piel.

Las vitaminas son micronutrientes necesarios en pequeñas dosis, pero tienen funciones fundamentales para el organismo.

Son necesarios para la absorción de otros nutrientes, participan en la construcción y mantenimiento de nuestros órganos y son muy importantes en el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Relacionados


12 alimentos que debes comer todos los días

4 vitaminas y minerales esenciales para una piel y un cabello hermosos

El poder de la vitamina D: 17 datos que necesita saber

Además de estas funciones, las vitaminas son elementos que tienen mucho que aportar a la salud y belleza de nuestra piel. Consulta las principales funciones de estos micronutrientes en relación con este órgano y descubre cuáles son los alimentos más ricos en cada uno de ellos:

Vitamina A

Precursora del retinol y del ácido retinoico, la vitamina A se utiliza en el tratamiento y prevención de puntos negros y espinillas, además de reducir la producción de grasa por parte de la piel.

Esta vitamina también actúa para compensar los efectos negativos causados ​​por la exposición a la radiación ultravioleta. De esta forma, contribuye al mantenimiento de la juventud de la piel. Esta propiedad se ve reforzada por el aumento del flujo sanguíneo a la piel, aumentando el aporte de nutrientes.

Vitamina b2

La deficiencia de vitamina B2 puede provocar sequedad de la piel, especialmente en las comisuras de la boca, y también dermatitis seborreica, que afecta el cuero cabelludo, el área alrededor de la nariz, la boca y el mentón.

Al mejorar la circulación y ayudar a entregar más oxígeno y nutrientes a la piel, esta vitamina ayuda a combatir las ojeras y las líneas finas.

Vitamina B3

Debido a que tiene una acción antiinflamatoria, la vitamina B3 ayuda a combatir el acné y reduce la producción de grasa por parte de la piel. Además, mejora la barrera que previene la pérdida de agua, manteniendo la piel más hidratada.

Al mejorar la pigmentación y el enrojecimiento, esta vitamina también ayuda a controlar los síntomas de la rosácea. Finalmente, al ayudar a recuperarse del daño causado por los radicales libres y la radiación ultravioleta, también ayuda a prevenir el cáncer de piel.

Vitamina B5

Ayuda a combatir los signos del envejecimiento, como las líneas de expresión y las imperfecciones, además de mantener la piel hidratada y con los poros sanos.

Debido a que tiene propiedades antiinflamatorias, esta vitamina reduce la picazón causada por picaduras de insectos y lesiones menores.

Vitamina B6

Esta vitamina actúa como coenzima en varios procesos del cuerpo, incluido el metabolismo de las proteínas. De esta forma, ayuda a mantener la uniformidad de la piel y la regulación de las hormonas.

Además, es un excelente aliado en el tratamiento de problemas de la piel como sequedad, eczema y acné.

Vitamina B7

También conocida como biotina, esta vitamina colabora con el proceso de absorción de las otras vitaminas del complejo B por el intestino. Por tanto, ayuda a tratar la dermatitis seborreica, el eccema y el picor.

Uno de los efectos de la vitamina B7 es estimular la producción de ácidos grasos, esenciales para la hidratación de la piel.

Vitamina C

Esta vitamina extremadamente importante actúa como cofactor en las reacciones del organismo, incluida la síntesis de colágeno, responsable de la firmeza y elasticidad de la piel.

Como actúa reduciendo la producción de melanina, esta vitamina se utiliza en productos tópicos para suavizar las manchas oscuras de la piel. Además, tiene propiedades antioxidantes y combate los efectos nocivos del sol.

Vitamina D

Además de facilitar la absorción del calcio por parte del cuerpo, la vitamina D ayuda a restaurar la barrera protectora de la piel, promueve la renovación celular, mejora la textura de la piel y estimula la producción de colágeno.

De esta forma, esta vitamina actúa como elemento anti-envejecimiento, ayudando también a suavizar los signos del paso del tiempo.

Vitamina e

Debido a que tiene propiedades antioxidantes, la vitamina E ayuda a reparar el daño de la piel causado por los radicales libres. Así, favorece el mantenimiento del colágeno, manteniendo la firmeza de la piel y previniendo la aparición de arrugas y líneas de expresión.

Además, la vitamina E ayuda a proteger la piel de las quemaduras solares, previniendo la aparición de imperfecciones. También se utiliza en productos tópicos para eliminar estos signos.

Vitamina F

También conocida como ácido linoleico, la vitamina F ayuda a mantener la piel sana y exuberante. Su deficiencia puede provocar acné y eczema.

También actúa en el proceso de cicatrización, favoreciendo la regeneración de las células epidérmicas.

Vitamina K

Esencial para la coagulación, la vitamina K también ayuda a que la piel se mantenga joven por más tiempo.

Esto se debe a que esta vitamina aumenta la elasticidad de la piel, reduciendo las arrugas y las líneas de expresión. Además, ayuda a reducir las ojeras cuando se aplica tópicamente.

La mejor manera de asegurar la ingesta diaria recomendada de vitaminas es manteniendo una dieta saludable, con una buena variedad de vegetales y fuentes de proteínas.

Cuanto más colorido sea tu plato, más vitaminas diferentes tomarás. Su piel sin duda aprecia este cuidado.

Entradas relacionadas: