Skip to content

23 recetas de papilla que son puro cariño en forma de comida

8 Julio, 2021
23 recetas de papilla que son puro cariño en forma de comida

Para muchas personas, la papilla recuerda a la infancia. E incluso hay quien dice que “es cosa de niños”. ¡Pero la verdad es que pocos alimentos combinan tan bien con un delicioso desayuno como la papilla!

En su sencillez, la papilla es un puro ejemplo de Comida comfortable y va muy bien en los días más fríos, pero nada impide que se consuma durante todo el año.

Dependiendo de cómo se prepare, de hecho, las gachas pueden ser la manera perfecta de comenzar el día con una alimentación saludable. Echa un vistazo a las recetas a continuación, que van desde las más tradicionales hasta las más saludables, ¡y llegan a preparaciones realmente diferentes!

Relacionados


20 recetas de pastel de zanahoria para deleitar tu paladar

24 recetas de pudín de leche para aquellos que quieren disfrutar de un maravilloso dulce

20 deliciosas recetas de dulces de coco

Recetas tradicionales de gachas de avena

1. Avena clásica: ¡Una manera perfecta de comenzar el día es con una alimentación saludable! ¿Y sabías que un cuenco de avena aporta muchas vitaminas, minerales y fibra? ¡Inspírate con esta receta!

2. Avena sin lactosa y sin gluten: En esta receta adaptada, utilizará leche vegetal en lugar de leche de vaca. La avena debe estar libre de gluten y la stevia debe reemplazar el azúcar.

3. Gachas de quinua sin gluten y sin lactosa: opción sin gluten y sin lactosa para la clásica avena. Lleva cereales integrales (ricos en proteínas), vitaminas, minerales y ácidos grasos, además de canela y jarabe de arce (ricos en manganeso y zinc).

4. Gachas de maíz: receta fácil de hacer y que requiere pocos ingredientes… Sin mencionar el sabor, que es increíble, ¡para comer sonriendo! Usarás mazorcas de maíz, leche, azúcar, sal y canela en polvo para espolvorear.

5. Gachas de tapioca sin lactosa: perfectas para el desayuno o la merienda. Se puede consumir caliente o frío, ¡combinado con las frutas más variadas que te gusten!

6. Gachas de tapioca: ideales para un delicioso desayuno. Es rápido de hacer, está listo en menos de 10 minutos y es muy fácil, solo mezcle todo en una sartén y caliente. Sencillo, barato y sabroso.

7. Gachas de harina de maíz: perfectas para los días más fríos, ¡calienta el cuerpo y el alma! Utilizará harina de maíz, leche, azúcar, mantequilla, canela en rama y canela en polvo para espolvorear.

8. Gachas de avena caseras: deliciosas, hechas con leche, yemas de huevo y maicena, aromatizadas con vainilla y cubiertas con mucha canela! Gran receta para un desayuno de fin de semana diferente y delicioso.

9. Gachas cremosas: la base es avena, agua y claras. Luego puedes elegir el sabor que más te guste, como cacao, chocolate o proteína de vainilla, canela, café, etc. ¡También puede agregar frutas secas o frescas!

Diferentes recetas de papilla

10. Gachas de chocolate con avellanas: es muy cremosa y brillante, además de fácil de hacer. El consejo es cocinar la quinua en leche, pero si quieres acelerar el proceso, puedes agregarla ya cocida.

11. Gachas de avena ovaltine: ¡una versión para que ni niños ni adultos puedan fallar! La receta es para dos personas y solo necesitarás leche, maicena, Ovaltine en polvo, canela en polvo y azúcar al gusto.

12. Gachas de chía y avena con higos y pera: para un desayuno delicioso, nutritivo y reconfortante. Esta papilla vegana está enriquecida con semillas de chía y frutas (puedes usar las que más te gusten).

13. Gachas de plátano con harina de tapioca: Para hacer esta deliciosa receta, necesitarás plátanos largos, leche condensada, harina de tapioca y sal. ¡Los ingredientes, por sí mismos, te dicen lo sabrosa que es esta papilla!

14. Gachas de café, plátano y chocolate: receta rápida, sencilla, sabrosa y nutritiva con Whey Protein. Esta papilla es la combinación perfecta del dulce sabor de los plátanos con el amargor del café… ¡Vale la pena probarlo!

15. Gachas de quinua con fresa: ¡una receta ligera y sabrosa para un delicioso desayuno el fin de semana! Solo necesitará quinua, leche baja en grasa, agua hirviendo, azúcar morena (o edulcorante), fresa picada y yogur bajo en grasa.

16. Gachas de avena con chía y algarroba: receta vegana, perfecta para un desayuno diferente. Utilizará copos de avena sin gluten, chía, puré de plátano, algarroba en polvo (o cacao puro) y jarabe de arce.

17. Papilla de kéfir, chía y avena: Una deliciosa y saludable papilla fría hecha solo con kéfir, semillas de chía, copos de avena (finos) y endulzada con miel. Para acompañar, ¡puedes elegir las frutas que prefieras!

Recetas especiales de papilla

18. Avena proteica y claras de huevo: rápida, práctica, nutritiva, ideal para quien quiere salir de la rutina pero “sin exagerar”. La receta tiene un alto valor proteico, incluso ayudando a ganar músculo (para aquellos que hacen ejercicio).

19. Papilla de proteína de amaranto: otra opción saludable. Esta receta utiliza amaranto, que es un grano con aproximadamente un 15% de proteína con un alto contenido y una fuente de calcio, fibra, zinc, fósforo y otros nutrientes biodisponibles. Además, no contiene gluten, por lo que es una excelente opción para quienes siguen una dieta restrictiva.

20. Gachas de arroz proteicas: Para esta receta, utilizará arroz integral cocido sin sal, leche de soja sin azúcar, leche de coco o aceite de coco, canela en polvo o en rama, suero de leche, clavo y edulcorante.

21. Suero de avena: ¿Harto del mismo refrigerio de siempre, pero no quiere salirse de la línea? Prueba esta receta que utiliza suero de leche, cacao en polvo, aceite de coco con coco rallado, plátano y canela.

22. Gachas veganas de avena y plátano: esta avena de avena va bien en cualquier momento, ya sea para el desayuno, la merienda o la merienda por la noche. ¡Una forma de comer bien sin descuidar tu salud!

23. Gachas de avena sin leche: la base de esta receta son los cereales y la leche vegetal. Pero también recibirá consejos sobre cómo hacerlo más proteínico y delicioso para una comida rica en nutrientes.

¿Caer en la rutina? ¡Nunca! Con tantas recetas deliciosas, puedes hacer gachas de avena cuando te apetezca un delicioso desayuno o merienda, ¡sin enfermarte!

Entradas relacionadas: