Skip to content

 5 hábitos simples para terminar con la fatiga excesiva

14 Marzo, 2021
Dicas de Mulher

Foto: iStock

No es difícil encontrar personas que, aunque puedan dormir bien todas las noches, siempre estén cansadas, con sueño y sin ganas de realizar las tareas cotidianas.

Si esto también le sucede a usted, no es novedad que este cansancio constante y excesivo no hace más que obstaculizar su vida y perjudicar su productividad, ya sea que sea hora de trabajar, estudiar, cuidar a sus hijos e incluso Disfruta de un día soleado con familiares o amigos.

Con este problema en mente, no sirve de nada desanimarse y dejar que la fatiga se apodere y las cosas continúen como están, con la sensación de que la energía siempre está por terminar.

Afortunadamente, hay formas de resolver el problema, y ​​los siguientes consejos prometen ser la solución que quizás ni siquiera pienses que existe.

Después de todo, todo lo que tiene que hacer son algunos cambios pequeños y sutiles en su vida, para que tengan una ganancia adicional de energía y disposición. Al adoptar pequeños hábitos, como beber más agua y mantenerse alejado de las redes sociales, ayuda a su cuerpo a funcionar mejor y, como resultado, este agotamiento, que se asemeja a un oso sentado sobre sus hombros, finalmente desaparece. Vea estos consejos y luego díganos si los va a poner en práctica:

1. Bebe más agua

Foto: iStock

El invierno está terminando, y con las temperaturas más altas, su cuerpo pedirá más agua, lo cual es genial. Sin embargo, no tiene que esperar para tener sed para tomar un buen vaso de agua, porque incluso cuando hay una ligera deshidratación, nuestro cuerpo ya está afectado por el estado de ánimo, con dificultad para producir pensamientos críticos y bajos niveles de energía. Lo ideal es tomar entre dos y tres litros de agua al día, así que mantenga su botella de agua siempre llena y cerca.

2. ¿Cómo está tu colchón?

Foto: iStock

Dormir mal está seguro de que al día siguiente no será muy productivo, ¿verdad? Es por eso que es esencial cuidar bien el espacio donde duerme para que sea cómodo, y uno de los grandes enfoques a este respecto es su colchón, sin duda.

Las personas adultas deben dormir de siete a nueve horas por noche, por lo que si se despierta con dolor de espalda o cuello, podría ser el momento de cambiar su colchón, especialmente si ya tiene signos visibles de desgaste.

3. Asegúrate de desayunar.

Foto: iStock

En el ajetreo cotidiano, no es difícil encontrar personas que prefieran apagarse varias veces en lugar de tomarse un tiempo en casa para tomar un café tranquilo. Desafortunadamente, esta no es una buena idea: la primera comida de su día es lo que ayuda a su cuerpo a tener energía e incluso un buen rendimiento cognitivo. Para elegir opciones saludables para esta comida, incluya frutas, granos integrales y no incluya azúcar.

4. Mueve el cuerpo

Foto: iStock

¿Sabías que dar un paseo es mejor que tomar una siesta si la idea es reponer energías? Un estudio de la Universidad de Georgia descubrió que mover el cuerpo no solo mejora el estado de ánimo sino también la sensación de alta energía.

Si es posible, realice algunas caminatas cortas en la mitad del día, al menos 20 minutos, o apueste por un buen viaje. Las actividades físicas también hacen que su sueño nocturno sea más beneficioso.

5. Desconectar

Foto: iStock

Sabemos que es genial revisar tus redes sociales y tus sitios favoritos, pero debe haber un equilibrio, solo para que tu cerebro y tus ojos no estén sobrecargados y, como resultado, te sientas cada vez más impotente.

Ponga su teléfono, tableta y computadora a un lado por un tiempo, concéntrese en las tareas de su día, las personas que lo rodean. Puede parecer pequeño, pero la desaceleración de la tecnología es una forma increíble y eficiente de sentirse menos cansado durante todo el día. ¡No cuesta intentar!

Simple derecho? ¡Así que ahora solo ponga en práctica estas pequeñas acciones y logre una vida más ligera!