6 maneras de hacer de tu habitación un lugar más saludable

Foto: iStock

Dormir bien es esencial para mantener una buena salud física y psicológica. Precisamente por esto, su habitación debe estar libre de elementos que puedan dificultar su descanso, y no solo estamos hablando del vecino que escucha música en el último volumen y perturba sus noches.

Hay algunos hábitos simples que pueden marcar una gran diferencia en la calidad de su sueño. Conózcalos e intente ponerlos en práctica para hacer de su habitación un ambiente más saludable:

1. Ponga la electrónica a un lado

Foto: iStock

Sabemos que es muy común llevar el teléfono a la cama y dar ese último control en las redes sociales antes de acostarse, pero este hábito perturba su sueño.

Las pantallas de dispositivos como teléfonos inteligentes, tabletas y computadoras portátiles emiten un tipo de luz que estimula el cerebro, lo que le lleva más tiempo para conciliar el sueño y tener una noche más ocupada, lo que perjudica su belleza y salud.

Además, vale la pena desconectar los televisores y otros dispositivos electrónicos de la toma de corriente para reducir la contaminación electromagnética en su habitación.

2. Abra la ventana todos los días.

Foto: iStock

Cuando se despierte, intente abrir la ventana de su habitación durante al menos 10 minutos para permitir que se ventile. Además de cambiar el "aire adicto" y renovar la atmósfera de su espacio, este hábito ayuda a combatir el desarrollo de moho, que puede dañar sus muebles y ropa, y causar alergias.

3. Cambiar las sábanas toda la semana

Foto: iStock

Cualquiera que haya tenido el privilegio de dormir en sábanas nuevas sabe cómo esto proporciona una sensación de relajación inigualable. Por supuesto, no es factible comprar hojas con tanta frecuencia como esta, pero al menos puede cambiarlas cada semana.

Al hacerlo, se eliminan las células muertas, los granos de polvo, los ácaros del polvo y otros microorganismos que se alimentan de sudor y desechos de la piel, lo que hace que su cama sea mucho más saludable. Las mantas y las colchas también deben lavarse con frecuencia.

4. Poner plantas en el medio ambiente

Foto: iStock

Más que solo decorar su habitación, las plantas ayudan a purificar el medio ambiente al convertir el dióxido de carbono en oxígeno y promover una sensación de relajación y tranquilidad.

Para esto, debe elegir especies que se adapten bien en interiores como lavanda, jazmín, areca, orquídea y aloe vera.

5. Mantenga los bocadillos fuera de la habitación.

Foto: iStock

A muchas personas les gusta mantener algunos chocolates en sus armarios, mientras que otros tienen una rutina tan agitada que terminan comiendo algunas comidas en su habitación.

Sin embargo, estos no son hábitos muy saludables, ya que es inevitable que algunos objetos punzantes caigan al suelo o la cama, atrayendo insectos como hormigas y cucarachas. Si no te resistes, trata de limpiar cualquier rastro de comida, tira el empaque y saca los platos sucios de la habitación lo antes posible.

6. Haz tu espacio bien organizado

Foto: iStock

Si su vida es un completo desastre, comience ordenando las cosas en su habitación. Haga la cama, guarde la ropa y los zapatos, y tire el papel sin usar que se arroja sobre los muebles.

Además de facilitar la limpieza, dejará espacio para una nueva decoración, dejando fotos y objetos especiales en una posición destacada. Organizar su nuevo espacio proporcionará un ambiente más sereno para que pueda relajarse después de un día duro.

Recuerda que tu habitación es tu santuario. Aquí es donde renuevas tus energías para enfrentar la rutina y encuentras la inspiración para lograr un cambio positivo en tu vida. Tener un ambiente limpio y organizado contribuirá a su sueño, su salud y su calidad de vida en general.

Entradas relacionadas: