6 razones por las que los tíos y las tías son tan importantes en la vida de los niños

Foto: iStock

Si tiene sobrinos, es muy posible que su teléfono esté lleno de imágenes de ellos, especialmente si son pequeños. Después de todo, ¡a las tías les encanta mimar y mostrar a sus sobrinos a todos!

Los lazos que se crean entre tíos y sus sobrinos son muy especiales, ya que son maduros y maduros, pero al mismo tiempo pueden conectarse muy bien con el universo infantil. Estas son algunas de las razones por las cuales esta relación es tan importante para los niños:

1. Incluso se parecen a los padres, pero con una visión diferente

Foto: iStock

Los tíos son mucho más jóvenes que sus abuelos y son muy similares en edad a los padres de sus sobrinos. A los ojos de un niño, el resultado es un adulto responsable como su padre y su madre, pero al mismo tiempo más comprensión.

Estas características permiten crear lazos de complicidad y sinceridad entre tíos y sobrinos, incluso si los niños tienen una buena relación con sus padres.

2. Existe una relación de confianza y responsabilidad.

Foto: iStock

En general, los tíos y las tías tienen reacciones menos exageradas que los padres cuando los niños les hablan de bromas o incluso cuando comienzan a aparecer los primeros enamoramientos. Por lo tanto, los niños se sienten más cómodos con sus tíos para hablar sobre ciertos temas, ya sean buenas o malas experiencias.

Al mismo tiempo, los tíos y tías siguen siendo parte de la familia y se preocupan tanto como sus padres por el bienestar de sus hijos. Si hay una situación que amenaza la seguridad de sus sobrinos, los tíos siguen siendo adultos responsables que sabrán cómo actuar.

3. Tíos y tías son el equilibrio perfecto entre proteger y permitir

Foto: iStock

La relación entre tíos y sobrinos es más relajada que entre padres e hijos por una razón obvia: los tíos no tienen la obligación de criar y educar. De esa manera, pueden ser más permisivos y alegrar a los niños que quieren comer postre antes del almuerzo, por ejemplo.

Al mismo tiempo, los tíos y las tías son personas adultas y los niños los consideran figuras de autoridad. Por lo tanto, cuando los tíos niegan cualquier solicitud que pueda ser perjudicial de alguna manera, los niños a menudo entienden y respetan.

4. Tíos y tías tienen las mejores historias sobre el pasado de sus padres.

Foto: iStock

Tal vez tu madre nunca te cuente sobre el día en que saltó por la ventana para sacar a su novio, ¡pero tu tía te lo dirá y aún se reirá! Debido a que son los principales responsables de criar a los hijos, los padres a veces sienten la necesidad de ser lo suficientemente serios para evitar "dar un mal ejemplo".

Las tías y los tíos, por otro lado, pueden darse el derecho de contar historias divertidas y no muy complementarias, incluso sobre los padres de sus sobrinos. Esto no quiere decir que los tíos rompan las reglas familiares importantes, sino que son mucho más flexibles.

5. Conocen el contexto familiar completo de sus hermanos y sobrinos.

Foto: iStock

Los tíos son las mejores personas para recordar la historia familiar. Después de todo, no solo conocen a sus sobrinos desde el nacimiento, sino que también conocen a su madre o padre desde una edad temprana.

Esto les da a los tíos y tías una visión más amplia de la relación padre-hijo, permitiéndoles actuar como excelentes mediadores cuando surgen conflictos intergeneracionales.

6. Los tíos son amigos incondicionales para toda la vida

Foto: iStock

Por supuesto, hay casos de amistades que duran toda la vida, pero es algo raro mantener a los mismos amigos desde la infancia hasta la edad adulta. A medida que pasa el tiempo, a menudo nos damos cuenta de que el pequeño amigo en el jardín de infantes no tiene nada que ver con nuestro momento presente.

Con tíos y tías, la relación de amistad es mucho más duradera. Saben cómo ser padres y amigos en ocasiones, y realizan un seguimiento de nuestros cambios a lo largo de la vida. Cuando los sobrinos son pequeños, los tíos y las tías son geniales para jugar, ir al parque, comer helado, dar los mejores regalos y compartir las aventuras de los niños.

Luego, a medida que crecen los sobrinos, los tíos y tías son las mejores personas para aconsejar sobre nuevas situaciones y compartir sus experiencias. Representan un equilibrio entre la madurez de quienes lo han pasado y la comprensión de quienes saben que el problema es parte del desarrollo.

En resumen, los tíos y las tías son la combinación perfecta de responsabilidad para el bienestar de sus sobrinos con la libertad de romper algunas reglas de vez en cuando. Son una fuente de amor y seguridad que se extiende más allá de los padres, aumentando el círculo de protección alrededor del niño.

Entradas relacionadas: