Skip to content

 6 razones que te convencerán de tomar una siesta después del almuerzo

3 Marzo, 2020
Dicas de Mulher

Foto: iStock

Es común que muchas personas después del almuerzo se sientan un poco flojas e incluso somnolientas. Pero con la necesidad de reanudar el trabajo u otras tareas, es raro que alguien lo haga.

Resulta que la práctica es beneficiosa y debe adoptarse como un hábito diario, ya que ayuda a mejorar la energía y otras cosas. Según la National Sleep Foundation, la recomendación es dormir de 20 a 30 minutos.

Si aún no está convencido, aquí hay algunas razones que pueden cambiar de opinión:

1. Te hace más alerta

Foto: iStock

Sentirse un poco somnoliento a primera hora de la tarde puede hacer que pierda la concentración, pero una siesta rápida a la hora del almuerzo puede aumentar su energía y volver a la velocidad.

2. Previene el agotamiento

Lo natural es que las personas sigan haciendo su trabajo sin parar. Pero nuestro cuerpo no fue hecho para continuar sin descansar. Esto lleva al estrés, la frustración y el agotamiento. Tomar una siesta es como reiniciar el sistema.

3. Aumenta la percepción sensorial

Foto: iStock

Según los investigadores, la siesta después del almuerzo puede restaurar la visión, la audición y la sensibilidad al gusto, así como mejorar la creatividad y relajar la mente, permitiendo que se formen nuevas asociaciones en ella.

4. Reduce el riesgo de enfermedades del corazón

Aquellos que toman una siesta al mediodía al menos tres veces a la semana tienen un 37% menos de probabilidades de morir de enfermedad cardíaca. Esto ha sido probado por estudios realizados en los Estados Unidos.

5. Te hace más productivo

Foto: iStock

La clave para ser más productivo no es administrar el tiempo sino la energía. Los estudios muestran que los trabajadores tienden a ser más improductivos a medida que avanza el día. Una siesta de 30 minutos puede aumentar el rendimiento, dejando la productividad al mismo nivel que al principio del día.

6. Mejora la salud emocional

La investigación ha demostrado que dormir después del almuerzo tiene una mayor capacidad de recuperación emocional, una función cognitiva mejorada y más. Es decir, tomar esta siesta no es un signo de pereza, ¡sino de salud!

Para que este sueño diurno ofrezca todos los beneficios, es importante que sea siempre al mismo tiempo y que tenga una corta duración, evitando la sensación de desorientación que ocurre al despertar de un sueño profundo. Como la mayoría de los entornos de trabajo no permiten esto, un consejo es quedarse dormido en el automóvil o en una habitación vacía.