7 beneficios de la cúrcuma o cúrcuma y cómo usarla en la vida cotidiana

Foto: iStock

La cúrcuma es una planta de la misma familia que el jengibre, originaria de India e Indonesia. Una vez secas, las raíces de la cúrcuma se convierten en un polvo, también llamado cúrcuma, que se usa como especia.

El polvo de raíz de cúrcuma es el ingrediente principal del curry, la famosa mezcla de especias indias que se utiliza en varios platos procedentes de esta cocina. Además de ser ampliamente utilizado en la cocina, este polvo también es conocido por sus propiedades medicinales, principalmente por tener acción antioxidante y antiinflamatoria.

Una cosa a tener en cuenta al comprar la cúrcuma es que también se puede llamar cúrcuma, pero no debemos confundirla con la cúrcuma.

La cúrcuma (o cúrcuma) es un polvo de naranja que se vende en sobres o a granel en supermercados y ferias, a un precio generalmente asequible. El azafrán, a su vez, es un polvo rojo, vendido en emporios especializados y con un precio mucho más alto.

Descubra algunos de los principales beneficios de la cúrcuma demostrada por la ciencia y aprenda a usar esta especia en su vida diaria:

1. Efectos antiinflamatorios

Foto: iStock

Aunque la inflamación es un proceso que ayuda a nuestro cuerpo a combatir microorganismos dañinos y partículas extrañas, puede causar problemas graves cuando se vuelve crónica.

La cúrcuma contiene curcumina, una sustancia con un fuerte poder antiinflamatorio. Este componente actúa sobre los mecanismos celulares y puede bloquear procesos relacionados con enfermedades asociadas con la inflamación crónica, como varios tipos de cáncer, síndrome metabólico y enfermedad de Alzheimer (1).

2. Propiedades antioxidantes

Foto: iStock

Los radicales libres son componentes que reaccionan con los ácidos grasos, las proteínas y el ADN en sí, causando oxidación. Este proceso provoca daños relacionados con el envejecimiento y la aparición de muchas enfermedades, incluido el cáncer.

La curcumina en la cúrcuma ayuda a contrarrestar la acción de los radicales libres de dos maneras: su estructura química puede neutralizar estas moléculas dañinas y también estimula el funcionamiento adecuado de los mecanismos antioxidantes de nuestro cuerpo (2, 3).

3. Protección de las funciones cerebrales.

Foto: iStock

Algunos estudios han demostrado que la curcumina puede aumentar los niveles cerebrales de la hormona BDNF, que es responsable de la formación de nuevas conexiones entre las neuronas y también del desarrollo de nuevas células de este tipo (4).

La deficiencia de BDNF parece estar involucrada con una mayor tendencia a desarrollar depresión y enfermedad de Alzheimer (5, 6). De esta manera, la cúrcuma puede ayudar a combatir estas enfermedades, así como otras afecciones relacionadas con el envejecimiento.

4. Reducción del riesgo de enfermedad cardíaca.

Foto: iStock

La curcumina tiene un efecto positivo en el endotelio, la capa celular que recubre internamente las cámaras del corazón, las arterias, las venas y los vasos linfáticos, lo que contribuye a la regulación de la presión arterial y la coagulación (7).

Además, las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes de esta sustancia también son factores importantes en la prevención de enfermedades del corazón.

5. Prevención y lucha contra el cáncer

Foto: iStock

Para diferentes tipos de cáncer, la investigación indica que la curcumina puede prevenir e incluso tratar algunos tumores a través de diversos mecanismos de acción. Para el tratamiento, hay estudios que sugieren que esta sustancia puede reducir el crecimiento de un tumor y su diseminación molecular (8).

Además, se ha encontrado evidencia de que este componente podría reducir la metástasis (cuando el cáncer se disemina) y prevenir el desarrollo de vasos sanguíneos en el tumor, contribuyendo así a la destrucción de esta masa celular maligna (9).

En el campo de la prevención, los investigadores notaron que el consumo diario de 4 gramos de curcumina está relacionado con una reducción del 40% en el número de lesiones benignas ubicadas en el intestino grueso que podrían convertirse en cáncer de colon (10).

6. Alivio de los síntomas de artritis

Foto: iStock

El efecto beneficioso de la cúrcuma en los procesos inflamatorios también contribuye a aliviar los síntomas de la artritis, que es la inflamación de las articulaciones.

En pacientes con artritis reumatoide, el uso de curcumina fue incluso más eficiente que los medicamentos antiinflamatorios tradicionales, aliviando la rigidez y la hinchazón (11).

7. Lucha contra la depresión

Foto: iStock

Entre otros factores, la depresión está relacionada con una reducción en los niveles de la hormona BNDF y la contracción del hipocampo, un área del cerebro involucrada en el aprendizaje y la memoria.

Algunos estudios muestran que la curcumina puede elevar los niveles de BNDF, lo que ayudaría a revertir estos cambios relacionados con la enfermedad (12). Además, esta sustancia también puede mejorar la acción de la serotonina y la dopamina, neurotransmisores vinculados a la sensación de bienestar y relajación (13).

Cómo usar la cúrcuma o la cúrcuma

Foto: iStock

Como la cúrcuma es uno de los ingredientes más importantes en el curry, una de las formas más fáciles de usar en tu vida diaria es agregar esta especia a tus platos. Combina con carnes rojas, pollo, salsas, sopas, arroz y verduras cocidas.

Si prefiere usar la cúrcuma pura, hecha de la raíz, debe regular la cantidad, ya que es muy picante y su sabor se destacará de los demás. Esta especia simplemente no va muy bien con dulces y recetas con sabor muy ligero.

También puede usar este polvo para hacer una infusión: agregue 1 cucharadita de cúrcuma a 150 ml de agua hirviendo y deje reposar durante 10 minutos antes de tomar. Se recomienda tomar 3 tazas al día entre comidas.

Además, la cúrcuma también se puede utilizar para hacer un gel con propiedades antiinflamatorias. Para hacer esto, mezcle 1 cucharada de aloe vera con media cucharadita de polvo y aplíquelo a inflamaciones de la piel como la psoriasis.

A pesar de todos sus beneficios, la cúrcuma no se recomienda para pacientes con cálculos biliares o que están tomando medicamentos anticoagulantes. Si está embarazada o amamantando, consulte siempre a su médico antes de comenzar a usar cualquier sustancia con fines terapéuticos.

Entradas relacionadas: