8 laxantes naturales para combatir el estreñimiento

Foto: iStock

El estreñimiento es un síntoma gastrointestinal que ocurre cuando nuestro sistema digestivo no funciona correctamente.

Es lo que popularmente llamamos estreñimiento o estreñimiento cuando alguien tiene solo 2 a 3 deposiciones por semana. Si es algo que causa dolor, el problema es aún más grave.

Pero hay cosas simples que se pueden hacer a diario para evitar que esto suceda y que el intestino vuelva a la normalidad. Un ejemplo es cuidar mejor los alimentos al optar por productos que se consideran laxantes naturales.

Vea una lista de alimentos que tienen los mismos efectos que los medicamentos laxantes, no dañan el cuerpo y no necesitan una receta para ser consumidos.

1. agua de coco

Foto: iStock

Además de ser refrescante, puede reponer los minerales del cuerpo. Por eso es una bebida recomendada para las estaciones cálidas. Entre sus propiedades están: elimina el exceso de alcohol que se acumula en el cuerpo; aumenta el número de plaquetas y fortalece el sistema inmune; limpia el tracto urinario y actúa como lubricante en el cuerpo; Funciona como un laxante que purifica la sangre.

2. Vinagre de manzana

Foto: iStock

Las manzanas se destacan entre otras frutas debido a la pectina, una sustancia responsable de estimular los tejidos en los intestinos. Por eso son excelentes para combatir el estreñimiento. El consejo es agregar una cucharada de vinagre de manzana a cualquier bebida que disfrute. Y también come manzanas, porque su contenido de fibra hace que el sistema digestivo funcione.

3. Aloe Vera

Foto: iStock

En su estado crudo, el aloe vera (o aloe vera) puede actuar como un poderoso laxante porque contiene antraquinona, una sustancia que aumenta el contenido líquido en el intestino y elimina las partículas acumuladas en el tracto digestivo. Unas pocas gotas en agua u otra bebida son suficientes.

4. Chia y linaza

Foto: iStock

Las semillas de chía tienen un alto contenido de fibra que es excelente para combatir el estreñimiento. Y las semillas de lino no solo proporcionan omega-3, también tienen ácido alfa-linolénico, que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y elimina el exceso de grasa. Al consumir estas dos semillas es importante beber mucha agua.

5. café

Foto: iStock

El café mejora la digestión y ayuda a combatir el estreñimiento. Cada vez que se come un alimento, el cuerpo libera las hormonas gastrina y colecistoquinina, que son responsables del movimiento intestinal. Con el café, estas hormonas se multiplican, haciendo que las heces salgan del cuerpo más rápido.

6. bicarbonato de sodio

Foto: iStock

Es la sustancia responsable de garantizar que el aire circule rápidamente a través del sistema digestivo. Reduce los calambres intestinales, los calambres estomacales y neutraliza el ácido, ayudando a aflojar las heces y despejando el colon. La mejor manera de consumir hornear es agregar una cucharada a un vaso de agua caliente. Mezcle y beba rápidamente, repitiendo el proceso por las mañanas durante 3 días.

7. ciruelas

Foto: iStock

Las ciruelas contienen una sustancia llamada pectina, que funciona de manera similar a la fibra porque elimina el exceso de grasa y colesterol. Comer ciruelas pasas es un gran truco para combatir el estreñimiento. Consejo: Deje 3 ciruelas pasas remojadas en un vaso de agua toda la noche y beba el agua por la mañana con el estómago vacío. Repita el proceso por 3 días.

8. Verduras

Foto: iStock

También se recomienda comer vegetales crudos para combatir el estreñimiento, especialmente los vegetales orgánicos, que producen los mejores efectos ya que son ricos en fibra y aceleran el metabolismo. Algunas de las mejores opciones son: ajo, repollo, cebolla, remolacha, brócoli, espinacas, espárragos, alcachofas, entre otros. La cantidad diaria recomendada es de 5 porciones.

Además de estos alimentos, existen otras actitudes diarias que también son beneficiosas para el funcionamiento del cuerpo, como practicar al menos 30 minutos de ejercicio (caminar, correr, bailar) y beber al menos dos litros de agua al día. También es importante nunca forzar o detener la defecación.

Entradas relacionadas: