Skip to content

 8 remedios caseros para tratar las hemorroides y deshacerse de este malestar

21 Octubre, 2021
Dicas de Mulher

Foto: iStock

Las hemorroides son venas anales que se dilatan y causan diversas molestias, como dolor al evacuar, caminar y sentarse, picazón y heces con sangre o papel higiénico.

El problema puede surgir como resultado de una dieta inadecuada y falta de ejercicio, lo que causa estreñimiento. Además, las hemorroides están relacionadas con afecciones como la obesidad, el embarazo y los factores genéticos.

Cuando el grado del problema no es demasiado alto, puede tratarlo tomando medidas como aumentar su ingesta de agua y alimentos ricos en fibra y utilizando algunos remedios caseros, como los siguientes:

1. Ungüento de hamamelis

Foto: iStock

El hamamelis tiene acción antiinflamatoria, lo que ayuda a reducir la picazón, el dolor y la hinchazón del sitio. Hay versiones preparadas de ungüento de hamamelis, pero puedes hacer el tuyo en casa si lo prefieres.

Para esto, debe poner 4 cucharadas de corteza de planta en una olla con 60 ml de parafina líquida y hervir durante 5 minutos. Luego cuele la mezcla y agregue 60 ml de glicerina. La pomada debe refrigerarse en un recipiente herméticamente cerrado. Aplicar 3 veces al día.

2. Aloe Vera

Foto: iStock

El gel de aloe vera tiene propiedades refrescantes y antiinflamatorias y puede usarse para aliviar las molestias causadas por las hemorroides. En este caso, puede aplicar el gel puro directamente a la región.

Una advertencia a tener en cuenta es que las personas alérgicas al ajo y la cebolla también pueden tener reacciones adversas al aloe vera, por lo que es importante hacer una prueba de contacto con el antebrazo y esperar de 24 a 48 horas antes de aplicarlo en el sitio inflamado.

3. Baño de asiento de sal de Epsom

Foto: iStock

La sal de Epsom (sulfato de magnesio) tiene una acción antiinflamatoria y ayuda a aliviar la picazón y el dolor de las hemorroides. Para preparar el baño de asiento, disuelva 125 gramos de sal en 4 litros de agua tibia. Usar de 20 a 25 minutos.

4. Paquete de hielo

Foto: iStock

Las bajas temperaturas promueven la relajación de los vasos sanguíneos locales, lo que contribuye a la reducción de la hinchazón en la región.

Si no tiene una bolsa de compresión, puede poner cubitos de hielo en una bolsa de plástico y envolverlo en una toalla. Déjalo actuar en el área por 15 minutos.

5. Psilio

Foto: iStock

El psyllium es una fibra natural soluble en agua derivada de la cáscara de las semillas de Plantago ovata. Tiene una capacidad de absorción muy alta y puede aumentar hasta 20 veces su tamaño cuando se humedece, formando un gel que favorece las funciones intestinales.

Para aliviar el dolor causado por las hemorroides, agregue 1 cucharada de psyllium a los alimentos, lo que facilita el movimiento intestinal.

6. Infusión de manzanilla

Foto: iStock

La manzanilla es una planta conocida por sus propiedades calmantes, antiinflamatorias y refrescantes.

Por lo tanto, puede preparar una infusión con un puñado de flores secas en 3 litros de agua, hirviendo durante 10 minutos. Después de este tiempo, filtre la infusión, espere a que se enfríe y úsela para lavar la región anal.

7. Baño de asiento de ciprés

Foto: iStock

El ciprés ayuda a combatir el dolor de las hemorroides y estimula la regeneración de los tejidos afectados.

Para hacer el baño de asiento, mezcle 8 gotas del aceite esencial de esta planta en 1,5 litros de agua hirviendo en un tazón. Espere hasta que la temperatura sea agradable para la piel (ni demasiado fría ni demasiado caliente) y siéntese en el recipiente durante 20 minutos.

8. Bufandas con agentes calmantes

Foto: iStock

El papel higiénico es otro irritante para las hemorroides, por lo que es ideal lavar el área anal con agua y jabón después de defecar. Sin embargo, cuando no está en casa, la sugerencia es llevar pañuelos de papel en su bolso para reemplazar el papel.

Puede usar pañuelos con agentes calmantes como el aloe vera o el extracto de hamamelis. Use solo pañuelos que no contengan alcohol o fragancias, ya que estas sustancias pueden irritar aún más la piel ya sensibilizada.

Si estos remedios caseros no funcionan en unos pocos días, debe buscar atención médica.

El tratamiento puede incluir cambios en el estilo de vida, el uso de ungüentos orales, analgésicos y medicamentos antiinflamatorios orales y, en los casos más graves, incluso cirugía. Si está embarazada, siempre consulte a su médico antes de usar cualquiera de estos remedios caseros.