Skip to content

 Bronquiolitis: cómo identificar, prevenir y tratar esta dolencia infantil

3 Octubre, 2020
Dicas de Mulher

Foto: iStock

Especialmente cuando llega el invierno, las madres redoblan su atención a la salud de los pequeños, quienes, debido a que no tienen tanta inmunidad, terminan contaminándose con los virus más diversos. La bronquiolitis es una de las enfermedades que afectan a los niños en esta época del año.

El pediatra Sylvio Renan Monteiro de Barros explica que la enfermedad es una infección respiratoria causada por el virus sincitial que se caracteriza por la acumulación de mucosidad (secreción) en las pequeñas cavidades pulmonares, los bronquiolos, lo que dificulta la respiración y progresa a tos y falta de aliento. .

Tipos de bronquiolitis

Foto: iStock

Hay dos tipos de bronquiolitis, una más rara y que afecta solo a adultos, la bronquiolitis obligatoria. La otra, la bronquiolitis viral, esta, ataca principalmente a los niños.

"La bronquiolitis viral interfiere más fuertemente con la salud respiratoria de los bebés de hasta 2 años de edad y, debido al virus presente en los bronquiolos, la condición puede progresar rápidamente a una infección más grave", advierte Barros.

  • Bronquiolitis obligante: Es un tipo raro y peligroso de bronquiolitis que afecta a los adultos. El bloqueo de las vías respiratorias inferiores es causado por la cicatrización de los bronquiolos en lugar de la hinchazón o la acumulación de moco.
  • Bronquiolitis viral: Es el tipo principal de bronquiolitis y es más común en niños menores de 2 años. Es causada por virus en el tracto respiratorio inferior.
  • Causas

    Foto: iStock

    La bronquiolitis generalmente es causada por infecciones virales del tracto respiratorio. La mayoría de los casos son causados ​​por el VSR, virus sincitial respiratorio, que es abundante en todo el mundo y responsable de los resfriados comunes.

    La presencia del virus en los bronquiolos causa infección e hinchazón en los bronquiolos, lo que dificulta el paso del aire y la acumulación de moco en las vías respiratorias agrava la situación.

    ¿Es contagiosa la bronquiolitis?

    Sí, es contagioso. "El contagio ocurre a través del contacto con personas infectadas, al toser, estornudar e incluso hablar, o al permanecer en entornos mal limpios".

    Síntomas

    Foto: iStock

    Los síntomas de la bronquiolitis pueden confundirse fácilmente con un resfriado o incluso un resfriado, por lo que debemos ser conscientes.

    "Es muy común que los padres y los cuidadores interpreten la enfermedad como un simple resfriado, porque los síntomas iniciales de malestar y estornudos están en ambos, pero la bronquiolitis es una imagen más compleja", dice Barros.

    Algunos síntomas de la enfermedad son:

    • Respiración rápida y superficial
    • Intensificación de los síntomas del resfriado
    • Fiebre
    • Tos
    • Congestión nasal
    • Fatiga
    • Disminución del apetito
    • Dificultad para dormir

    Factores de riesgo

    Foto: iStock

    Algunos factores pueden estar en riesgo de que su hijo tenga bronquiolitis. La principal es la edad temprana, porque cuanto más pequeño es el niño, mayores son las posibilidades de contraer la enfermedad porque su sistema inmunológico aún se está desarrollando.

    Según Barros, la exposición y el contagio descritos anteriormente (ambiente seco, contaminado, mal ventilado, personas abarrotadas, sumadas a bajas temperaturas y similares) se encuentran entre los principales factores de riesgo para el desarrollo de bronquiolitis, especialmente teniendo en cuenta la fragilidad del sistema inmune de Bebés y niños.

    • Nacimiento prematuro
    • Humo de segunda mano
    • Asista a otros entornos fuera del hogar, como la guardería.
    • Hermanos que van a otros lugares y pueden llevar el virus a casa.
    • Vivir con mucha gente
    • Ambientes fríos, ya que generalmente están mal ventilados, lo que ayuda a propagar el virus.

    Diagnóstico

    Foto: iStock

    Para diagnosticar la bronquiolitis, los padres deben llevar a su hijo a un pediatra, ya que los síntomas pueden enmascarar la enfermedad. "Solo el pediatra puede dar fe si el niño está resfriado o tiene bronquiolitis", dice Barros.

    Las condiciones que generalmente indican bronquiolitis son:

  • Edad entre 0 y 2 años.
  • Inicio agudo de síntomas de resfriado como fiebre, tos y estornudos
  • Aceleración de la respiración
  • Signos clínicos de obstrucción de las vías respiratorias, como sibilancias y exhalación prolongada.
  • Tratamiento

    Foto: iStock

    La enfermedad y los síntomas tienden a desaparecer dentro de una semana después del inicio de la infección, pero si los padres notan un empeoramiento de la condición del niño, deben llevarlo al pediatra lo antes posible.

    Barros explica que monitorear la condición controlará la independencia de la respiración del niño, así como la administración de medicamentos antiinflamatorios y antipiréticos para controlar la fiebre y disminuir la inflamación general.

    "El médico solo recomendará la hospitalización del niño si existe un riesgo para la vida del niño debido a la posibilidad de que el niño desarrolle insuficiencia respiratoria", dice el pediatra.

    Complicaciones

    Foto: iStock

    Cuando se diagnostica y trata, la bronquiolitis no tiene complicaciones. Sin embargo, los casos no tratados contribuyen al desarrollo de neumonía, que debe tratarse por separado. Además, la bronquiolitis puede provocar insuficiencia respiratoria cuando solo puede respirar con la ayuda de aparatos ortopédicos.

    Prevención

    Foto: iStock

    La mejor manera de prevenir la bronquiolitis es vacunar al bebé. Tan pronto como alcance la edad requerida para cada vacuna, llévelo al médico.

    Según Barros, la vacunación sigue siendo la forma más efectiva de prevenir enfermedades virales. "Mantenerse al día con la tarjeta de vacunación, especialmente contra el virus de la influenza, es importante".

    Además, la adopción de hábitos saludables de alimentación e higiene, en contacto con niños y adultos, es esencial. "Mantener la casa y la habitación del niño limpias y ventiladas, y restringir la estadía con el bebé o el niño en ambientes abarrotados, así como el humo del cigarrillo", agrega Barros.

    La bronquiolitis puede afectar a cualquier bebé o niño, por lo que es importante que los padres estén atentos a la atención y los síntomas para que puedan recibir atención médica temprana.