Skip to content

 Huerto casero: qué plantar, cómo cultivar y cuidar verduras

20 Noviembre, 2020
Dicas de Mulher
Foto: Getty Images

Foto: Getty Images

Cultivar un huerto casero es sinónimo de salud; Después de todo, además de ser un incentivo adicional para incluir vegetales en la comida diaria, con el cultivo en el hogar se asegura que los vegetales estén completamente libres de pesticidas. El huerto familiar como beneficio de una alimentación saludable puede ser un atractivo aún más valioso para los niños.

"Para aquellos con niños en casa, su deleite al ver el desarrollo de una planta puede hacer que el consumo de estas plantas sea mucho más agradable", dice Renata Rodrigues Bonazzi, creadora del proyecto Horta Zen.

Además, cuidar el jardín puede ser una buena actividad para desarrollar con la familia, proporcionando más tiempo con los niños, ayudando a enseñar lecciones responsables y proporcionando contacto con la naturaleza.

Extrapolando los beneficios para la salud, tener un huerto casero también tiene beneficios en su bolsillo: al cultivar verduras, evita gastar en compras y ferias. También es un activo adicional en la decoración, ya sea que el jardín esté en el espacio de la casa o en el patio, es una forma de agregar un toque de verde y dejar el ambiente más fresco y acogedor.

Entre todas las ventajas, también vale la pena señalar que el cultivo de un huerto familiar no es complicado: dedicar tiempo al cuidado del riego y la fertilización, observar la salud de las plantas y prestar atención a las necesidades de cada especie, es posible obtener alimentos de calidad que puede marcar la diferencia en la dieta de su familia.

Donde plantar

Foto: Getty Images

Foto: Getty Images

La falta de patio no es motivo para no tener un huerto. Las casas o apartamentos pequeños también pueden tener un rincón para plantar un jardín, solo elija un lugar que reciba algunas horas de luz solar directa.

“Si el departamento tiene mucha insolación, como sol todo el día, puede tener un jardín completo con hierbas, vegetales, legumbres, etc. Pero si alcanza algunas horas de luz, puede plantar algunas hierbas y especias en balcones, balcones o ventanas ", dice Ana Paula Souza, arquitecta y fundadora de Hortinha.

Al elegir la mejor manera de cultivar su jardín, piense en el espacio disponible, considere las especies que desea cultivar y evalúe qué modelo se adapta mejor a la decoración y el estilo de su hogar. Algunas formas de cultivar plantas son:

  • Directo en la tierra: Ideal para quienes tienen patio trasero con espacio, en este modelo tradicional las semillas o plántulas se plantan directamente en el suelo.
  • Jarrones: Los floreros son una alternativa práctica tanto para los habitantes del hogar como de los apartamentos, con una selección de tamaños, materiales, formas y colores.
  • Embalaje reciclado: botellas para mascotas, refrescos o latas de comida, cajas de leche, frascos de vidrio. Es una salida barata, rápida y sostenible.
  • Macetas de flores: Ofreciendo un buen espacio, las jardineras son ideales para un jardín compacto en espacios pequeños.
  • Cajas de madera: Amplias y económicas, las cajas y paletas de madera pueden ser buenas opciones.
  • Jardín vertical: Ideal para quienes viven en un apartamento, este modelo consiste en configurar el jardín aprovechando espacios cerca de las paredes. El jardín vertical se puede plantar en macetas, contenedores reciclados, estructuras de madera y zapateros.

Es de destacar que aquellos que eligen macetas, macetas, cajas, botellas y otros recipientes, ya sea en jardines verticales u horizontales, no deben olvidarse de hacer agujeros en el fondo para evitar el exceso de agua en el suelo.

¡En la siguiente galería puedes ver algunas ideas sobre cómo construir tu huerto casero para inspirarte!

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / Casa abierta'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-1.jpg">

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / Diseños de aloe'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-2.jpg">

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / Jardín zen'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-3.jpg">

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / Diseños de aloe'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-4.jpg">

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / Earth Mama Design'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-5.jpg">

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / Hecho en casa moderno'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-6.jpg">

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / Casa abierta'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-7.jpg">

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / Diseños LLH'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-8.jpg">

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / Casa abierta'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-9.jpg">

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / Volantes Y Trufas'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-10.jpg">

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / Plantas bonnie'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-11.jpg">

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / Entusiastas del bricolaje'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-12.jpg">

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / No solo una ama de casa'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-13.jpg">

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / Estilos de Camille'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-14.jpg">

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / Bodas íntimas'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-15.jpg">

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / Funky Junk Interiors'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-16.jpg">

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / Familia simplemente saludable'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-17.jpg">

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / Brooke: no en una dieta'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-18.jpg">

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / Huerto'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-19.jpg">

<img loading = "lazy" class = "size-big wp-image-26736 b-lazy img-responsive img-responsive" alt = 'Foto: Reproducción / Huerto'src = "https://www.naranjascorbera.com/wp-content/gallery/horta-em-casa/horta-em-casa-20.jpg">

Recuerde instalar el jardín en el entorno de la casa con la luz más natural, poca humedad y sin recibir fuertes vientos, lo que puede dañar algunas plantas. Otro punto a considerar al comenzar un jardín en espacios pequeños es el tipo de planta: los requisitos de luz y espacio pueden variar mucho entre especies.

Que plantar

Foto: Getty Images

Foto: Getty Images

¡La variedad de verduras, hierbas, hierbas y especias que se pueden cultivar en casa es muy amplia! Para llegar a las elecciones correctas para usted, debe tener en cuenta el espacio disponible, sus preferencias y el cuidado que requiere cada especie.

Vea consejos sobre cómo cultivar algunas de las mejores especies de plantas para hacer su huerto familiar.

1. Menta

Cómo plantar: La menta puede ser plantada por plántulas o semillas, dependiendo de la especie. Es aconsejable plantar en un lugar sin vientos fuertes, ya que pueden dificultar el crecimiento de las plantas.

Cuando plantar: Aunque la planta es resistente al cambio climático, es mejor plantar durante la primavera o el otoño, cuando las temperaturas son más suaves.

Cuidados y cuándo cosechar: necesita mantener el suelo fertilizado e irrigado, y controlar el crecimiento de malezas. La cosecha se puede hacer en cualquier momento, ya sea por tallo o solo unas pocas hojas. Cuando coseche por el tallo, córtelo por encima del primer par de hojas.

2. Perejil

Cómo plantar: Las semillas se pueden plantar en contenedores con una profundidad de al menos 30 cm para promover el desarrollo de la raíz. Para acelerar la germinación, un consejo es remojar las semillas en agua durante un día antes de plantarlas.

Cuando plantar: El perejil se puede plantar en cualquier época del año, preferiblemente en días en que no hace demasiado calor ni demasiado frío.

Cuidados y cuándo cosechar: Mantenga siempre el suelo bien regado y planifique la fertilización frecuente. La cosecha se puede hacer en promedio dos o tres meses después de la siembra. Las hojas deben cosecharse enteras.

3. Cebollino

Cómo plantar: Se puede plantar en semillas o plántulas. Si las semillas no se plantan directamente en el sitio definitivo, el trasplante puede realizarse después de 30 a 40 días.

Cuando plantar: todo el año, dando preferencia al clima templado.

Cuidados y cuándo cosechar: suelo regado y fertilizado con abundancia de nutrientes. La cosecha se puede hacer dos meses y medio a cuatro meses después de la siembra. Coseche las hojas enteras, retirándolas en la base y nunca por la mitad.

4. romero

Cómo plantar: El romero se puede plantar con semillas o plántulas. En el caso de las plántulas, el trasplante al lugar permanente debe hacerse solo cuando la rama alcanza entre 15 y 20 cm.

Cuando plantar: Las plantas jóvenes no deben exponerse a temperaturas muy bajas, por lo tanto, prefiera plantar en estaciones más cálidas como la primavera o el verano.

Cuidados y cuándo cosechar: resistente a la sequía, el riego debe ser más frecuente en la planta joven y puede estar más espaciado en la planta desarrollada. La cosecha se puede hacer desde el tercer mes después de la siembra, sin eliminar más de la mitad de las ramas a la vez para no perjudicar el crecimiento.

5. albahaca

Cómo plantar: Se puede plantar en semillas ya en los lugares permanentes o para ser trasplantado con unos 10 a 15 cm. Las plántulas se pueden hacer de ramas de plantas adultas; En este caso, la longitud debe ser en promedio de 15 cm y la rama debe sumergirse en agua hasta que se formen las raíces.

Cuando plantar: La albahaca no tolera las bajas temperaturas. Lo ideal es plantarlo en las estaciones cálidas, con temperaturas superiores a los 18º C.

Cuidados y cuándo cosechar: Las hojas se pueden cosechar después de dos o tres meses de siembra. El riego debe ser constante, manteniendo el suelo siempre con humedad media.

6. lechuga

Cómo plantar: La lechuga se puede plantar en semillas directamente en el sitio definitivo o luego se puede trasplantar; en este caso, lo ideal es hacer el cambio cuando la planta ya tiene de cuatro a seis hojas, con el suelo muy regado.

Cuando plantar: Las estaciones templadas, como la primavera y el otoño, son las más adecuadas para plantar. Las altas temperaturas pueden impedir el desarrollo de semillas.

Cuidados y cuándo cosechar: La mejor manera de cosechar es cortando la planta desde la base, dejando aproximadamente una pulgada de tallo sobre el suelo para que las hojas puedan brotar nuevamente. La planta se puede cosechar entre 55 y 130 días después de la siembra.

7. Repollo

Cómo plantar: en semillas o plántulas. Cuanto más espacio disponible, mayor será el desarrollo de la planta. Si elige plantar en macetas, se recomienda que tenga al menos 25 cm de diámetro.

Cuando plantar: El repollo se puede plantar durante todo el año, pero es más adecuado para climas templados o fríos. En verano, la tendencia es a reducir el crecimiento.

Cuidados y cuándo cosechar: El suelo debe mantenerse bien fertilizado e irrigado. Cortar la punta del tallo principal es una medida que estimula el crecimiento de los brotes laterales. La cosecha se puede hacer entre 10 y 16 semanas después de la siembra, dejando algunas de las hojas más jóvenes en el pie para evitar el crecimiento.

8. Brócoli

Cómo plantar: El brócoli prospera en espacios pequeños y se puede plantar en semillas o plántulas en el sitio definitivo.

Cuando plantar: Se puede cultivar durante todo el año, pero crece mejor en clima templado.

Cuidados y cuándo cosechar: Esta es una planta que requiere nutrientes, por lo tanto, mantenga el suelo rico en materia orgánica con fertilizantes frecuentes. La cosecha se puede hacer entre 60 y 110 días después de la siembra, dependiendo de la especie.

9. Espinacas

Cómo plantar: La espinaca se adapta bien en espacios pequeños y se puede plantar directamente en el lugar final en las semillas.

Cuando plantar: prospera mejor en clima templado. Para regiones muy calurosas, el mejor momento para plantar es durante el otoño.

Cuidados y cuándo cosechar: El riego frecuente es el cuidado principal de la planta, que es fácil de tratar. La cosecha se puede hacer de 40 a 100 días después de la siembra. Si solo elige unas pocas hojas, quite siempre las hojas exteriores. Si va a cosechar toda la planta, corte de la base dejando aproximadamente 1 pulgada (2.5 cm) de tallos sobre el suelo para que vuelvan a crecer.

10. Berro

Cómo plantar: El berro no requiere mucho espacio y puede plantarse en semillas en su ubicación final.

Cuando plantar: otoño o primavera cuando el clima es más templado.

Cuidados y cuándo cosechar: Es muy sensible a la sequía, por lo que siempre mantenga el suelo húmedo. Las hojas pueden comenzar a cosecharse 60 a 80 días después de la siembra.

11. Repollo

Cómo plantar: el repollo se planta en semillas en el sitio definitivo o se trasplanta a unos 10 cm de altura. Cuanto mayor sea el espacio disponible, mayores serán las cabezas producidas.

Cuando plantar: Se puede plantar durante todo el año, ya que hay variedades que prosperan mejor en verano o invierno.

Cuidados y cuándo cosechar: debe irrigarse con frecuencia y requiere luz directa. La cosecha se puede hacer cuando las cabezas están bien formadas y firmes, lo que ocurre dos o cuatro meses después de la siembra.

12. Cherry Cherry

Cómo plantar: plantado en semillas. Si elige trasplantar, hágalo cuando las plantas alcancen unos 10 cm de altura.

Cuando plantar: El mejor momento para plantar tomates cherry es a principios de la primavera.

Cuidados y cuándo cosechar: La cosecha se puede hacer entre 60 y 70 días después de la siembra, cuando los frutos están maduros. Si el peso del fruto comienza a doblar el tallo, incluso una estaca para sostener la planta.

13. zanahoria

Cómo plantar: Plante la zanahoria en un suelo profundo, ligero y libre de piedras u otros desechos. Las semillas deben plantarse en el sitio definitivo.

Cuando plantar: La siembra ideal es en épocas de clima templado. Evite plantar en días muy fríos o con temperaturas muy altas por encima de 30º C.

Cuidados y cuándo cosechar: La cosecha se puede hacer dos o cuatro meses después de la siembra, dependiendo de la especie de zanahoria. El riego debe ser frecuente, siempre teniendo cuidado de no remojar el suelo.

14. remolacha

Cómo plantar: plantar en suelo ligero, libre de escombros, plántulas o semillas. Se puede plantar en un lugar permanente o trasplantar cuidadosamente cuando la planta alcanza los 5 cm de altura.

Cuando plantar: La remolacha no crece bien a altas temperaturas, pero puede soportar el frío como adultos. Por lo tanto, prefiera plantar en climas templados, como el otoño temprano.

Cuidados y cuándo cosechar: no permita que las raíces se expongan del suelo. Dependiendo de la especie de remolacha, la cosecha se puede hacer de dos a seis meses después de la siembra.

15. rábano

Cómo plantar: plantar semillas de rábano en suelo ligero y libre de escombros en el sitio definitivo. Recuerde seleccionar un contenedor con una profundidad adecuada al tamaño de la raíz de las especies sembradas.

Cuando plantar: especialmente en épocas de clima templado, pero hay especies resistentes a otras condiciones climáticas.

Cuidados y cuándo cosechar: No deje que el suelo se seque por completo, riegue con frecuencia. La cosecha se realiza de 25 a 80 días después de la siembra, dependiendo de la especie.

16. fresa

Cómo plantar: Se puede plantar en macetas y otros recipientes fácilmente porque no tiene raíces profundas. Plantar plántulas es más común, pero también se puede sembrar.

Cuando plantar: prefieren días frescos y nublados para plantar, especialmente desde fines del verano hasta fines del otoño. La fresa desarrolla mejor las frutas cuando las temperaturas no son demasiado altas.

Cuidados y cuándo cosechar: Para producir más fruta, corte los robados a medida que surjan. Coseche cuando los frutos estén maduros, lo que ocurre de 60 a 80 días después de la siembra.

17. calabaza

Cómo plantar: plantar las semillas en un suelo rico en materia orgánica. Si elige no plantar directamente en el sitio definitivo, trasplante cuando las ramas tengan tres hojas.

Cuando plantar: Crecen mejor en climas cálidos, por lo que prefieren plantar cuando termina el invierno, especialmente a principios de la primavera.

Cuidados y cuándo cosechar: Mantenga el suelo húmedo con riego frecuente. La cosecha se lleva a cabo unos cuatro meses después de la siembra.

18. calabacín

Cómo plantar: plantar las semillas de calabacín en el sitio definitivo o trasplantar cuando el pie tenga al menos tres hojas. El calabacín se puede plantar en macetas, pero prospera mejor en macizos de flores.

Cuando plantar: En estaciones cálidas, son los más adecuados para el crecimiento de las plantas. No plantar a temperaturas inferiores a 15º C.

Cuidados y cuándo cosechar: Las frutas deben cosecharse cuando están bien desarrolladas pero no completamente maduras. Después de plantar, el tiempo es de 45 a 80 días hasta la cosecha.

19. pepino

Cómo plantar: Idealmente, las semillas deben plantarse en la ubicación final. Si la plantación se realiza en macetas u otros recipientes, se indica que tienen al menos 30 cm de diámetro y profundidad.

Cuando plantar: El pepino crece mejor a altas temperaturas, por lo que prefiere plantarlo después del final del invierno.

Cuidados y cuándo cosechar: Mantenga la planta alejada del viento. Las frutas deben cosecharse cuando estén bien desarrolladas, pero antes de la plena madurez, que ocurre entre 30 y 70 días después de la siembra.

20. papa

Cómo plantar: separe una papa saludable y deje en un lugar brillante hasta que nazcan los brotes; La papa se puede plantar en el suelo cuando los brotes alcanzan unos 2 cm. Si siembra semillas en un semillero, trasplante al sitio final cuando la planta tenga al menos cuatro hojas.

Cuando plantar: crece mejor en clima templado y no desarrolla tubérculos a temperaturas muy altas. Plante a principios de primavera o, en regiones muy calurosas, a principios de otoño.

Cuidados y cuándo cosechar: No riegue en las dos semanas previas a la cosecha. Coseche cuando las plantas estén amarillentas, lo que ocurre 14 a 16 semanas después de la siembra.

Cómo crecer: 5 pasos importantes

Foto: Reproducción / Vegetable Garden Zen

Foto: Reproducción / Vegetable Garden Zen

Es vital seguir algunas precauciones para que el cultivo tenga éxito desde la siembra hasta la cosecha, consulte:

1. iluminación

Los espacios pequeños pueden producir grandes jardines, pero para que las plantas se desarrollen bien, debe observar la iluminación del sitio. “Para cultivar vegetales necesitamos al menos cinco horas de luz solar directa al día, ya sea en la mañana o en la tarde. No poner en la sombra o la luz indirecta ”, aconseja Caroline Reyes, agrónoma de Embrapa Hortaliças (Brasilia / DF).

Así que eche un vistazo a los rincones disponibles y elija el más aireado y brillante, si el sol está en la mañana, ¡incluso mejor! La luz solar es indispensable para que la planta sobreviva, así que nunca opte por lugares oscuros y no confíe en la iluminación artificial.

También vale la pena recordar que la incidencia de la luz puede cambiar y el jardín necesita seguir la luz. “Para los huertos familiares que generalmente están en macetas, tenga cuidado con la incidencia cambiante del sol durante todo el año. Si es necesario, muévalos ”, dice Renata Rodrigues Bonazzi.

2. Riego

El riego es una parte importante del cultivo de un jardín y la forma en que se hace puede marcar la diferencia en el desarrollo de las verduras. La recomendación de Caroline es tener cuidado con el exceso de agua, que puede causar pudrición de la raíz. Para evitar la acumulación, es mejor optar por recipientes con agujeros en el fondo. Aún así, tenga cuidado de verter una cantidad moderada de agua.

“Deberías regar las ollas sin dejar que el agua corra. El exceso de agua provoca la lixiviación del suelo, es decir, lava el suelo, quitando los nutrientes. Lo ideal es regar para que el agua nunca gotee ”, enseña el ingeniero agrónomo.

Pero entonces, ¿cuál es la cantidad ideal de agua? Obtener la cantidad y frecuencia correctas de riego dependerá en gran medida de las especies plantadas y la ubicación de su jardín; los jardines en macetas tienden a secarse más rápido que en las camas, por ejemplo.

“Es difícil decir cuánto y cuándo regar. Varía de planta a planta, de clima a clima. En general, sugerimos regar diariamente o cada dos días. Preferiblemente, temprano en la mañana o al final de la tarde cuando no hay sol en el jardín ”, dice Renata.

Para verificar la necesidad de agua, es importante observar la apariencia de la planta, prestando atención a las hojas amarillentas, secas o caídas, que pueden ser signos de falta de agua. Otro método de verificación es insertar el dedo o el palillo en el suelo: si retira el palillo o el dedo cuando está húmedo o pegajoso, el suelo aún está húmedo; de lo contrario, es hora de hacer un nuevo riego.

Cuando se trata de regar, la punta de Renata es dirigir el agua cerca de la raíz y evitar tirarla "por encima" para que el agua no entre en contacto con las hojas. "Esto puede evitar que cualquier enfermedad que ya esté en las hojas prolifere en el resto de la planta", explica.

3. Preparación del suelo

La preparación del suelo es un paso importante antes de plantar vegetales. Es necesario asegurarse de que el suelo del jardín sea rico en nutrientes y materia orgánica para que las plantas crezcan de manera saludable y produzcan vegetales de calidad.

Hay diferentes maneras de preparar el suelo con una buena cantidad de nutrientes, e incluso hay alternativas preparadas de tierra que se pueden comprar en tiendas especializadas. Aquellos que quieran prepararse en casa pueden adoptar una de las recetas indicadas por los expertos.

El agrónomo de Embrapa Caroline Reyes indica una mezcla que toma cuatro tipos de ingredientes: 50 litros de tierra, 100 gramos de cal hidratada, fertilizante orgánico (17 litros de estiércol de pollo o 34 litros de estiércol de ganado) y fertilizante químico (200 gramos). 4-14-8 o 100 gramos de NPK 4-30-16).

La indicación de Renata Rodrigues Bonazzi del Horta Zen se compone de tres partes: 1/3 de tierra negra, 1/3 de un mineral llamado vermiculita y 1/3 de materia orgánica, que puede ser abono de aves, humus de lombrices de tierra u otros compuestos.

Otro punto a tener en cuenta es la ligereza y el drenaje del suelo. “La ligereza y el drenaje son importantes para que el suelo no se compacte y las raíces puedan fluir y desarrollarse en todo el espacio que tienen. Estas características también contribuyen a un suelo no dañado que puede conducir a la pudrición de las raíces y al desarrollo de hongos ”, explica Renata.

4. Fertilización

Mantener un suelo rico en nutrientes en el jardín a través de la fertilización ayudará a formar plantas más hermosas, exuberantes y bien desarrolladas.

"Las verduras son muy exigentes en nutrición, por lo que, además del suelo previamente preparado, después de que las plantas están creciendo es necesario hacer fertilizantes complementarios cada 15 días", dice Caroline. Además de este cuidado, Renata recomienda que con cada cultivo, el suelo sea fertilizado antes de recibir la plantación de un nuevo vegetal.

Los fertilizantes se pueden hacer con compuestos orgánicos, estiércol de pollo o ganado, humus, sulfato de amonio o fertilizantes químicos. ¡Recuerde que cuanto mayor sea la variedad de fertilizantes orgánicos utilizados, mejor para usted y su salud!

5. Cosecha

El tiempo para cosechar un vegetal varía mucho según la especie de la planta y puede verse influenciado por la época del año, la calidad del suelo, los nutrientes, el riego, las plagas o enfermedades y otros cuidados del cultivo. Es común que los paquetes de semillas vengan con el pronóstico de cosecha indicado en el empaque, pero esto no debería ser un factor limitante en un huerto familiar.

“La planta no tiene que estar en pleno desarrollo para comenzar a cosechar. Puedes cosechar antes ”, dice Renata. Según el experto, la cosecha antes del desarrollo máximo puede proporcionar algunas ventajas, como el incentivo para que la planta crezca más y la liberación de espacio para el desarrollo de las plantas vecinas, así como un consumo más rápido.

Control de plagas

Foto: Getty Images

Foto: Getty Images

Incluso los pequeños huertos familiares están sujetos a plagas. Afortunadamente, como las proporciones son más pequeñas, también es más fácil controlar el problema y mantener las plantas sanas sin mayores inconvenientes.

“Las plagas de los huertos familiares se pueden combatir fácilmente, ya sea manualmente o usando jabón suave, detergente para platos y / o extractos de pimienta o ajo. No use ningún producto insecticida industrial tipo aerosol en las plantas, ya que puede causar envenenamiento ”, señala Caroline.

Evitar el uso de venenos industrializados y pesticidas es una regla de oro: este tipo de producto puede dañar tanto la salud de las plantas como la suya. Además, preste atención a la punta de la extracción manual de hojas e insectos contaminados, que es un método simple, no agresivo y eficiente.

“Primero intenta recoger manualmente las hojas y los insectos, si no muchos. Si no, investigue las plagas y enfermedades que generalmente atacan a esa planta y cómo combatirlas con insecticidas naturales ”, dice Renata.

Para ayudar a combatir las plagas, echa un vistazo a 5 recetas de insecticidas naturales que se pueden usar en los huertos familiares:

1. Insecticida de ajo

  • 1 cabeza de ajo;
  • Clavo de la india;
  • 2 vasos de agua

Batir todos los ingredientes en una licuadora hasta que esté suave y mezclar durante un día. Luego agregue a la mezcla tres litros de agua y revuelva bien. El insecticida se puede rociar sobre las hojas de las plantas.

2. Insecticida de aceite vegetal

  • 5 ml de algodón o aceite de soja;
  • 0,5 ml de detergente neutro;
  • agua

En un recipiente de 1 litro, mezcle aceite vegetal, detergente y agregue agua. Rocíe la mezcla sobre hojas, brotes y frutas. Prefiere aplicar en la noche cuando la temperatura es más cálida.

3. Insecticida de cilantro

  • 200 g de hojas de cilantro;
  • 1 litro de agua.

Bata os ingredientes no liquidificador e borrife o líquido nas folhas das plantas.

4. Inseticida de pimenta

  • 6 a 10 pimentas;
  • água.

Bata as pimentas no liquidificador com dois copos d’água por dois minutos. Deixe o composto descansar por uma noite e, no dia seguinte, filtre-o e misture com mais um copo d’água. O líquido pode ser borrifado nas folhas.

5. Inseticida de folhas de nim

  • 250g de folhas de nim;
  • água.

Bata as folhas no liquidificador com dois litros de água e deixe a mistura descansar por 12 horas, em local escuro. Depois, filtre o extrato e acrescente mais 18 litros de água. Aplique nas folhas. O inseticida pode ser conservado por três dias.

5 aspectos importantes para considerar

Foto: Reproducción / Giphy

Foto: Reproducción / Giphy

Além das indicações de cultivos e observações das necessidades de cada espécie de planta, algumas dicas gerais podem ajudar a melhorar ainda mais a qualidade e o desenvolvimento da sua horta caseira. Confira alguns pontos que devem ser levados em consideração:

1. Atenção ao comprar terra preparada

Comprar terra preparada em lojas especializadas pode ser uma ótima alternativa para garantir um solo adequado ao crescimento das plantas da sua horta, uma vez que esse tipo de produto já vem pronto com os nutrientes necessários. Porém, não esqueça de verificar a embalagem e as recomendações de uso antes de começar a plantar!

“Atente-se para que, no rótulo do saco de terra, esteja escrito que ela se destina ao cultivo de hortas/hortaliças. Não utilizar terra preparada para floricultura/jardim, pois não é adubada adequadamente e o desenvolvimento das hortaliças será prejudicado”, alerta Caroline.

2. Aposte na rotatividade de variedades

Acabou de colher cenouras na sua horta? Então, aproveite o mesmo espaço para plantar outro tipo de vegetal! Segundo Renata, fazer essa rotatividade de espécies sempre que possível após as colheitas é importante “para que minimize a possibilidade de escassez de algum nutriente do solo”.

3. Confira a qualidade de mudas e sementes

Antes de plantar sementes ou mudas, é importante verificar a qualidade e a saúde. Ana Paula recomenda que sejam escolhidas “boas mudas e sementes orgânicas, sem defensivos e fertilizantes sintéticos”. Se for plantar mudas, sempre verifique o estado da planta, conferindo se está saudável, para não correr o risco de já começar o cultivo com um pé contaminado.

4. Cuidado com ervas daninhas

Procure observar constantemente se a horta está limpa, sem a presença de plantas e ervas desconhecidas. O crescimento de ervas daninhas pode atrapalhar o desenvolvimento das hortaliças plantadas, que passarão a disputar espaço, nutrientes e água com as intrusas.

“Arranque sempre matinhos desconhecidos que vão nascendo espontaneamente. São ervas que chegam sem ser convidadas para consumir o nutriente do solo. Pode arrancar!”, reforça Ana Paula.

5. Monte a horta próxima a você

Prefira instalar a sua horta em um cantinho da casa com o qual você tenha bastante contato para que ela fique sempre visível, se possível – ou seja, se as condições de luz e ventilação forem adequadas. “Desta forma, cuidará mais, desfrutará mais acompanhando o crescimento da planta e acabará colhendo mais por ter mais cuidados com esta horta”, aponta Renata.

As cores das hortaliças e a saúde

Foto: Getty Images

Foto: Getty Images

Montar um prato colorido é uma arma poderosa para quem busca uma alimentação saudável: as substâncias que dão cores às plantas podem ser também substâncias essenciais à saúde do nosso organismo. Pensar nisso pode dar uma boa ideia de que hortaliças selecionar para a sua horta.

Verde: colabora para a saúde da pele, ossos, visão, sistema imunológico e nervoso, além de auxiliar na digestão, na redução do colesterol e na prevenção de doenças cardiovasculares e alguns tipos de câncer. Exemplos: couve, alface, brócolis, espinafre, pimentão, agrião.

Amarelo e laranja: ajuda a manter saudável a pele, a visão, o sistema sexual e imunológico, combatendo ainda doenças cardíacas e alguns tipos de câncer. Exemplos: cenoura, pimentão, abóbora.

Vermelho: combate o colesterol e doenças cardiovasculares, atua na prevenção de câncer de próstata, mama e estômago, colabora para a saúde da pele, dos vasos sanguíneos e da gengiva, fortalece o sistema imunológico e ajuda na formação de colágeno. Exemplos: morango, tomate, pimenta, melancia.

Branco: anti-inflamatório, combate a alergias, fortalecimento do sistema imunológico e circulação. Exemplos: cebola, aipo, couve-flor, alho.

Roxo: auxilia na prevenção de câncer e doenças cardíacas, além de serem ótimas para a memória e para o sistema digestivo. Exemplos: beterraba, repolho roxo, berinjela, alcachofra.

Onde comprar sementes

Foto: Getty Images

Foto: Getty Images

Os vegetais da horta podem ser plantados em mudas ou sementes. Quem optar por trabalhar com sementes pode encontrar vários sites para fazer a compra sem sair de casa! Mira algunas opciones:

  • Leroy Merlin: aqui você pode encontrar sementes e bulbos para plantar tipos variados de legumes, verduras, frutas, temperos e ervas medicinais.
  • Toca do Verde: comercializa sementes de hortaliças, frutas, temperos e ervas medicinais de vários tipos. Também é possível encontrar outros produtos que podem auxiliar no cultivo da horta, como adubos orgânicos.
  • Planeta Sementes: uma grande variedade de sementes de ervas, temperos, especiarias, frutas, hortaliças e vegetais. Além disso, o site oferece opções de sementes orgânicas de várias espécies de plantas.
  • Semente Rara: aqui você também pode encontrar sementes orgânicas, além das tradicionais opções de sementes de legumes, verduras, frutas, ervas e temperos.
  • Compremudas: oferece opções de sementes de frutas, hortaliças, temperos e ervas. Tem também algumas opções de insumos, como a vermiculita.
  • Garden Mania: trabalha com uma boa variedade de sementes de vegetais, frutas, pimentas e ervas.

Vale ressaltar que é possível começar uma horta mesmo em casas pequenas e apartamentos – tudo o que você precisa é de um cantinho que receba algumas horas de luz natural e investimento de tempo para cuidar das plantas. Anote as dicas e comece a usufruir dos benefícios de ter uma horta caseira!