Skip to content

Leche vegetal: 13 recetas fáciles para hacer en casa

7 Julio, 2021
Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Las leches vegetales son grandes aliadas para quienes usan dietas que restringen la leche animal, como es el caso de los veganos. Quienes tienen intolerancia o alergia a la lactosa, u otro elemento presente en la leche animal, también suelen sustituir las leches animales por verduras en sus comidas.

Generalmente, hay poca variedad de leches vegetales disponibles en los supermercados regulares, y cuando se encuentran, tienen un precio muy alto. Otro inconveniente de las leches vegetales industrializadas es que casi siempre contienen conservantes, colorantes, azúcar y edulcorantes, lo que hace que se pierdan muchas de las propiedades de estas leches.

Una alternativa a las leches vegetales industrializadas es hacerlas en casa. El proceso de obtención de leche de diferentes tipos de granos y cereales es muy similar. La mayoría de las veces es necesario remojar el grano o cereal durante unas horas, batir con agua y colar, pero esto no es una regla. En algunos casos ni siquiera es necesario remojar o colar, lo que hace que el proceso sea más práctico.

Echa un vistazo a 13 recetas de diferentes leches vegetales a continuación y aprende cómo prepararlas en casa:

1. Leche de soja: entre las leches vegetales, la leche de soja es la más conocida. Para ello, basta con dejar la soja en remojo durante 12 horas, licuar en una licuadora con 3 tazas de agua por cada taza de soja, colar y cocinar el líquido hasta que desaparezca la espuma. Con el residuo de la leche, llamado okara, es posible hacer pasteles, galletas e incluso agregar al jugo verde.

2. Leche de maní: La leche de cacahuete tiene un sabor similar a la leche de almendras, con la ventaja de ser más económica. Hay varias formas de obtener esta leche, dependiendo del gusto de quien la prepare. Simplemente se puede remojar, batir y colar, o como se muestra en la receta, se puede hervir la leche. Otra opción es tostar los cacahuetes antes de remojarlos. El residuo de la leche es ideal para preparar dulces como tartas, bizcochos y galletitas.

3. Leche de almendras: Además de consumirse pura, la leche de almendras es ideal para usar en recetas, ya que su sabor es uno de los más neutros entre las leches vegetales. Para hacer esto, simplemente deje las almendras en remojo durante al menos 12 horas, mezcle en una licuadora usando 4 tazas de agua por cada taza de almendras. Si lo desea, agregue esencia de vainilla.

4. Leche de sésamo: El sésamo es un gran alimento para bajar el colesterol malo y, además, su leche tiene más calcio que la leche de vaca. Para preparar la leche de sésamo puedes usar sésamo negro o beige. Remojar de 8 a 12 horas, licuar en una licuadora con 3 o 4 tazas de agua y colar. Con el residuo de la leche se puede hacer una ricotta de sésamo.

5. Leche de linaza: La linaza tiene una función astringente, es decir, es un gran aliado en la pérdida de grasa. El uso de esta semilla también se asocia al tratamiento de problemas de la piel como sequedad, psoriasis, acné y alergias.

Para hacer la leche de linaza, deje que las semillas se hidraten en agua durante 8 horas. Luego, licúa la linaza con agua en una licuadora, usando 1 taza de agua por cada 2 cucharadas de linaza. Termina colando. El consejo del autor de la receta también es reemplazar el agua con agua de coco o un té de su elección al preparar la leche de linaza.

6. Leche de pepitas de calabaza: Las semillas de calabaza a menudo se descartan para que solo se consuma la pulpa de calabaza. Es posible hacer una leche vegetal súper nutritiva con esta semilla que generalmente se desperdicia. Para hacer esta leche, simplemente remoje las semillas durante 12 horas. Por cada taza de semillas use 4 tazas de agua, mezcle en una licuadora y cuele.

7. Leche de avena: la mayor ventaja de esta leche es el tiempo de preparación. A diferencia de otras leches vegetales, la avena no necesita ser remojada, la leche no se cuece y la preparación se completa en pocos minutos. Por cada 2 tazas de avena en polvo o en copos, use 4 tazas de agua. Batir en la licuadora y colar. La leche dura aproximadamente 3 días en el frigorífico.

8. Leche de arroz: La leche de arroz es una de las leches vegetales de mejor textura. No es necesario remojar el arroz, pero sí cocinarlo. Para la preparación utilizar 1 litro de agua por cada taza de arroz, que puede ser blanco o entero. Cocine por 15 minutos, bata en una licuadora y cuele. El residuo se puede utilizar en platos salados como sopas, caldos y pasteles.

9. Leche de nueces de Brasil: La leche de nueces de Brasil es un gran sustituto de la leche de vaca en platos salados. Se puede usar en salsa blanca y se puede usar como sustituto de la crema espesa. Para hacerlo usar 500ml de agua por cada 8 nueces, batir las nueces en una licuadora, agregar agua y colar.

10. Leche de anacardos: Para hacer esta leche utilice 1 litro de agua por cada 100 g de anacardos. Remojar durante al menos 8 horas, batir las castañas en una batidora con 300ml de agua durante 1 minuto, añadir los 700ml restantes de agua y batir bien. Colar sobre un paño muy fino para que no queden residuos. Si lo desea, agregue esencia de vainilla.

11. Leche de frutos secos: las propiedades medicinales de las nueces son muchas. Entre ellos se encuentran la reducción del riesgo de diabetes y el aumento de los niveles de serotonina, responsable del buen humor. Para hacer la leche de nueces, simplemente bata 2 tazas de agua por cada taza de nueces y cuele hasta obtener la textura deseada.

12. Leche de girasol y ñame: esta leche es muy energética y una gran fuente de vitamina E. Para prepararla, remojar las semillas de girasol durante 12 horas. Luego bata las semillas de girasol con agua y un ñame pequeño, pelado y picado. La leche se puede almacenar solo un día en el refrigerador.

13. Leche de quinua: La leche de quinua es rápida y fácil de preparar. Use 2 tazas de agua por 4 cucharadas de quinua. Coloque todo en una licuadora y déjelo en remojo durante 15 minutos. Luego bate durante 1 minuto y está listo. No es necesario esforzarse.

6 ventajas de consumir leche vegetal

Foto: Getty Images

Para los veganos e intolerantes o alérgicos a las leches animales, sabemos que las leches vegetales son excelentes opciones. La nutricionista Roseli Ueno Ninomiya informa, sin embargo, que las leches vegetales pueden no tener proteínas, calcio y otras propiedades presentes en las leches animales. La nutricionista también dice que prefiere el nombre de bebida vegetal: “no es porque esté hecha de arroz que tendrá proteínas, ni siquiera la quinua tiene una cantidad muy baja de proteínas”, dice Roseli.

Las bebidas o leches vegetales, sin embargo, pueden tener varias ventajas y propiedades diferentes en comparación con las leches animales. Con la ayuda de la nutricionista Roseli Ueno Ninomiya, enumeramos a continuación algunas ventajas de consumir bebidas vegetales, compruébalo:

1. Pueden ser consumidos por cualquier persona, siempre que no sean alérgicos a la verdura que se utiliza para elaborar la leche;

dos. Son excelentes opciones de hidratación para tomar durante todo el día;

3. Para dietas con restricción de leche animal, pueden funcionar como sustitutos en recetas como tortas, panes, cremas, tartas y otras;

4. No contienen grasas saturadas, por lo que no aumentan el colesterol malo;

5. Son fuentes de minerales como el potasio y las vitaminas B;

6. Dependiendo de la verdura utilizada para la preparación, son excelentes fuentes de fibra.

Siguiendo una dieta sana y equilibrada, la leche vegetal puede complementar su dieta. Recordando que cada persona puede tener necesidades específicas de ingesta diaria de nutrientes. Consulte a un nutricionista para conocer el suyo.

Descubre también una de las opciones más sabrosas y ricas: ¡la leche de coco vegetal!