Skip to content

 Menopausia: síntomas y consejos para vivir esta fase con calidad de vida

17 Junio, 2020
Dicas de Mulher

Foto: iStock

La menopausia es una condición natural del cuerpo femenino que atraviesan todas las mujeres, tarde o temprano. Algunos experimentan síntomas y molestias más intensamente y pueden requerir tratamiento.

Sin embargo, es una condición natural que marca el final del período reproductivo de una mujer y debe enfrentarse de forma natural. Los tratamientos y terapias alternativas tienen como objetivo aliviar los síntomas y, en consecuencia, mejorar la calidad de vida de la mujer que atraviesa esta fase.

¿Qué es la menopausia?

Foto: iStock

La menopausia es el período que marca el final de la fase reproductiva de una mujer. También ocurre con el cierre de los ciclos menstruales y, en consecuencia, la ovulación.

Isabela Rangel, ginecóloga y especialista en reproducción asistida, explica que la menopausia es un proceso biológico natural. Es el momento que marca el final de sus ciclos menstruales. Es decir, es el fracaso completo de los huevos. Ella señala que no hay "etapas de la menopausia", ella es diagnosticada después de 12 meses sin menstruación y generalmente ocurre entre 40 y 50 años.

La fase de transición se conoce como climaterio, que precede a la menopausia. Durante este período, el organismo deja de producir, lenta y gradualmente, las hormonas progesterona y estrógeno.

Síntomas de la menopausia

Foto: iStock

Sin embargo, los síntomas de la menopausia pueden aparecer mucho antes de su último período.

Según Isabela, en los meses o años anteriores a la menopausia (perimenopausia), la mujer puede presentar los siguientes signos y síntomas:

  • Ciclos menstruales irregulares: algunas mujeres comienzan a tener ciclos irregulares y la menstruación se espacia con un intervalo creciente;
  • Sequedad vaginal: causada por hormonas fluctuantes, puede ser incómoda e interrumpir la vida sexual;
  • Sofocos y sudores nocturnos: uno de los síntomas más típicos de esta fase, los famosos "sofocos" pueden ser muy molestos;
  • Cambios de humor e insomnio: también son causados ​​por cambios hormonales;
  • Aumento de peso y metabolismo retardado: se asocia con factor hormonal, desgaste muscular, sueño inadecuado y mayor resistencia a la insulina;
  • Pérdida de cabello y piel seca: muy común en esta etapa, también por cambios hormonales;
  • La disminución o pérdida de la libido no es la regla, pero muchas mujeres experimentan una disminución de la libido en la menopausia;
  • Fatiga y malestar: las mujeres que experimentan fatiga excesiva en la menopausia deben informar este síntoma a su médico para un seguimiento adecuado. Esto incluso puede convertirse en depresión.

¿Cómo saber si estoy en la menopausia?

Foto: iStock

Si tiene más de 40 años y tiene algunos de los síntomas mencionados anteriormente, consulte a su ginecólogo para una evaluación. Los signos, los síntomas y la edad varían de una mujer a otra, por lo que necesita un análisis individual que solo su médico puede hacer.

Isabela dice que el diagnóstico de la menopausia es básicamente clínico, a través de los signos y síntomas mencionados anteriormente. "Sin embargo, algunas mujeres necesitan pruebas hormonales para descartar otros trastornos que pueden causar amenorrea, que es la ausencia de la menstruación".

Las mujeres que se han sometido a histerectomía (extirpación del útero) a veces también necesitan realizar dosis hormonales para confirmar la menopausia.

Viviendo con menopausia

Las mujeres menopáusicas pueden tener una caída significativa en la calidad de vida. Según Isabela, para reducir los efectos negativos de la deficiencia hormonal, algunos hábitos deben convertirse en una prioridad. La actividad física regular (entrenamiento con pesas, pilates, natación, caminata, etc.), una dieta equilibrada y control de peso son algunos de los puntos de atención. "Además, se pueden establecer otras medidas no farmacológicas, como la fisioterapia pélvica y el yoga", dice.

Tratamiento

Foto: iStock

Los tratamientos para la menopausia están destinados a mejorar la calidad de vida de las mujeres que se encuentran en esta fase.

Según Isabela, hay casos en los que se indican medicamentos, entre ellos: reemplazo hormonal sistémico, estrógenos vaginales, antidepresivos, clonidina, suplementos de calcio y vitamina D.

Entre los tratamientos farmacológicos, tenemos terapia de reemplazo hormonal, aplicación de estrógenos y medicamentos no hormonales.

Terapia de reemplazo hormonal

El reemplazo hormonal se puede hacer con estrógenos o la combinación de estrógenos con progesterona. Idealmente, debe tener entre 50 y 59 años y hasta 7 años después de que aparezcan los primeros síntomas para un tratamiento más seguro.

Aplicación de estrógenos

La aplicación de estrógenos se usa para suavizar la sequedad vaginal, que se usa como una crema en la vagina misma.

Drogas no hormonales

Están indicados para mujeres que no desean o no pueden recurrir a la terapia hormonal. Por lo general, actúan sobre síntomas específicos, por ejemplo, para combatir los sofocos excesivos.

Menopausia precoz

Foto: iStock

Algunas mujeres pueden experimentar síntomas climatéricos muy temprano y entrar en la menopausia antes de los 40 años. Se llama menopausia precoz.

Ella no es muy común. Según Isabela, aproximadamente el 1% de las mujeres experimentan la menopausia antes de los 40 años (menopausia prematura o insuficiencia ovárica temprana – FOP).

El PFO puede ser el resultado de una falla ovárica primaria, cuando sus ovarios dejan de producir niveles normales de hormonas reproductivas, debido a factores genéticos o enfermedades autoinmunes, quimioterapia o radioterapia, extirpación ovárica bilateral (ovariectomía) y otras causas más raras, como infecciones. (paperas, varicela, Shigella y malaria), deficiencia enzimática y modulación intraovariana (defectos del receptor de gonadotropina).