Vacuna contra la rinitis: no más convulsiones