Skip to content

 Wryneck: conozca los tipos y tratamientos disponibles

15 Junio, 2020
Dicas de Mulher

Foto: iStock

Wryneck se define como la condición en la cual los músculos del cuello, generalmente el esternocleidomastoideo y el trapecio, se contraen involuntariamente. Esta situación causa molestias y tensión en la región del cuello, lo que hace que se incline hacia el lado derecho o izquierdo. Esto puede deberse a una variedad de factores, como una mala noche de sueño, una acumulación de tensión o con el tiempo en una determinada posición, como coser con la cabeza baja o usar la computadora.

Cualquier persona está sujeta a rigidez en el cuello, independientemente de la edad. Para comprender mejor la ocurrencia de esta enfermedad es relevante conocer sus posibles manifestaciones, sus tratamientos, complicaciones, entre otros temas.

Tipos de cuello rígido

Foto: iStock

Para definir mejor la aparición del cuello rígido, el médico Lucas Coracini, residente en el área de ortopedia, aclaró qué tipos de manifestaciones conocidas de esta enfermedad:

Cecina

Está marcado por la aparición de espasmos, seguido por el endurecimiento de los músculos del cuello. También es posible que ocurran espasmos y dolor en otras regiones del cuerpo en esta manifestación del cuello rígido, que generalmente afecta a los adultos, especialmente a las mujeres.

Súbito

Este tipo de rigidez en el cuello es generado por la tensión muscular, causada por la exposición al frío o al estrés, por ejemplo, que conduce a una fuerte contractura muscular. Su tratamiento es simple, a menudo se resuelve solo con reposo.

Congénita

La tortícolis congénita es característica de los recién nacidos o niños de hasta dos años. En este caso, el niño tiene un cuello distorsionado debido a una probable postura incorrecta todavía en el útero de la madre. Esta manifestación de la tortícolis es grave y su tratamiento generalmente se realiza mediante fisioterapia o intervención quirúrgica.

Conocer los posibles tipos de rigidez en el cuello facilita la definición del tratamiento apropiado y sus causas de acuerdo con los síntomas presentados.

Causas

Foto: iStock

Según el profesional Lucas Coracini, las causas probables de rigidez en el cuello pueden variar. Los más comunes están relacionados con procesos de estrés y ansiedad excesivos, que tienden a generar tensión en la región de los hombros y el cuello. Eche un vistazo a las principales razones enumeradas

Deficiencia de potasio y calcio: La falta de potasio y calcio lleva a su cuerpo a situaciones de fatiga extrema, que causa rigidez en el cuello. Son esenciales para la salud muscular y se encuentran en alimentos como el melón y el aguacate.

Proceso infeccioso Las infecciones requieren que su cuerpo pase por períodos de trabajo inusuales para eliminar la enfermedad. Esta ocupación extrema puede terminar dañando tus músculos.

Tensión: Los momentos de alto estrés pueden conducir a una alta tensión, concentrada en la región del hombro. Es importante mantener el cuerpo bien estirado para evitar el dolor.

Problemas de columna: Otros problemas ortopédicos, como la escoliosis, pueden hacer que sufra una contracción de los músculos esternocleidomastoideo y trapecio.

Mala postura: Una mala postura frente a la computadora, usar el teléfono, estudiar y en otras ocasiones puede dañar los músculos del cuello y provocar rigidez en el cuello.

Exposición al frío excesivo: pasar por un frío extremo o exponerse a un aire acondicionado o ventiladores excesivos puede endurecer la región del cuello.

Dadas las causas, una gran opción es tratar de evitar situaciones como las presentadas y también buscar terapias físicas, clases de pilates y otros ejercicios que impliquen estirar la región del cuello.

Factores de riesgo

Foto: iStock

Algunas actitudes y rasgos pueden hacer que el cuello rígido se desarrolle más fácilmente. Los factores de riesgo conocidos para esta enfermedad son:

Herencia: Si su familia tiene antecedentes familiares de rigidez en el cuello, es probable que también tenga la afección.

Problemas de columna: Si ya tiene problemas en una región particular de la columna, es más fácil que el cuello rígido se manifieste en su cuerpo.

Trauma en el cuello: Un trauma viejo puede hacer que el dolor de cuello sea más común en tu vida. Las más graves pueden ser manifestaciones de rigidez en el cuello.

Género: las mujeres tienen más probabilidades de tener cuellos rígidos.

¿Ha identificado algún problema en su vida como factor de riesgo? ¡Entonces quizás sea importante obtener ayuda! Por lo tanto, evita la tensión de los músculos y, en consecuencia, el cuello rígido.

Síntomas

Foto: iStock

Como es característico de las situaciones de enfermedad, el cuello rígido puede reconocerse por sus síntomas. Sepa lo que son:

  • Dolor local y alta sensibilidad en la espalda, músculos y cuello;
  • Deformidades físicas;
  • Espasmos musculares;
  • Rigidez en el cuello, hombros y espalda;
  • Dolores de cabeza.

Ahora que conoce los signos de la enfermedad, es más fácil buscar tratamiento, ¿verdad? Si el dolor persiste durante más de una semana en el cuello o dolores de cabeza, por ejemplo, busque tratamiento de un médico rápidamente.

Diagnóstico y tratamiento

Foto: iStock

El diagnóstico del cuello rígido se realiza mediante un examen físico. Según el médico Lucas Coracini, la enfermedad se confirma cuando hay una rigidez palpable en la región de dolor y tensión muscular, así como una lateralización de la cabeza y la inclinación del cuello hacia el lado derecho o izquierdo del cuerpo. Conozca los posibles tratamientos para estas imágenes:

Tratamiento

Compresas de agua caliente: Las altas temperaturas pueden ayudar a aliviar el dolor y el endurecimiento de los músculos del cuello.

Relajantes musculares: Los remedios para relajar el cuerpo son excelentes ayudantes en períodos de dolor.

Fisioterapia: Buscar ayuda de fisioterapeutas es esencial ante condiciones severas de rigidez en el cuello. Estos profesionales pueden ayudar a evitar que estas situaciones evolucionen hacia problemas más serios.

Inicio El descanso es esencial para aliviar la tensión que causa la rigidez en el cuello. Recuerde mantener siempre el cuello bien apoyado sobre una almohada o firmemente contra él.

Cirugía: Los casos congénitos de rigidez en el cuello pueden requerir intervenciones quirúrgicas para que quienes padecen la enfermedad puedan tener una buena calidad de vida.

Terapias alternativas: Algunas hierbas, como el romero, pueden ayudar a aliviar la rigidez del cuello. Aplicar sobre compresas calientes en las regiones del dolor.

Es extremadamente relevante buscar el tratamiento adecuado para cualquier enfermedad y con el cuello rígido no es diferente. Asegúrese de consultar a un médico de confianza para averiguar cuál se adapta mejor a sus síntomas.

Viviendo con el cuello rígido

Foto: iStock

Para poder vivir con el cuello rígido, se indican períodos de descanso y ejercicios con fisioterapeutas capacitados. Como una forma de aliviar el dolor, también se indica que la persona que padece la enfermedad hace compresas de agua caliente y evita el resfriado, siendo los cuellos de tortuga grandes aliados para estas situaciones.

Está contraindicado que las personas con tortícolis duerman sin almohadas o con colchones muy flexibles. Clases de estiramiento, sesiones de fisioterapia y pilates también son de gran ayuda para hacer frente a la enfermedad diariamente una vez que la crisis más complicada ha disminuido.

Complicaciones

Ciertas manifestaciones del cuello rígido pueden llevar a las víctimas de la enfermedad a sufrir complicaciones. Se encuentran comúnmente en el tipo congénito de la enfermedad, ya que tiene una cura difícil. Descubre algunos:

  • Dificultad para realizar actividades diarias como lavar los platos;
  • Estrés emocional debido al dolor;
  • Hinchazón de los músculos en la región del dolor;
  • Problemas de postura;
  • Insomnio

Conocer tantos detalles de la enfermedad hace que sea más fácil tratarla, pero eso no significa que no sea necesario buscar un profesional especializado para el tratamiento. Médicos ortopédicos, fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales son algunas de las opciones de ayuda disponibles.

Encuentre a alguien de confianza y no dude en tratar esta dolencia que puede ser una molestia incluso para realizar las tareas más simples de la vida cotidiana.