Skip to content

20 combinaciones de frutas para hacer deliciosos jugos

6 Julio, 2021
20 combinaciones de frutas para hacer deliciosos jugos

Ya sea en el desayuno, después del almuerzo, después de las actividades físicas o simplemente a media tarde… ¡¿Quién puede resistirse a un delicioso vaso de jugo de fruta helado ?!

Además de ser deliciosos, los jugos de frutas son súper saludables y pueden ser parte del día a día de cualquier persona, incluso son una excelente opción para reemplazar el consumo de refrescos que son tan malos para la salud.

Pero ojo, para disfrutar de los beneficios, ¡los jugos deben ser naturales!

¡A continuación puedes comprobar, al fin y al cabo, qué beneficios pueden ofrecer los zumos naturales a tu salud y conocer una lista con 20 recetas deliciosas y súper prácticas que puedes empezar a preparar hoy en casa!

Cómo mezclar frutas y crear jugos sabrosos y diferentes

¿Quieres preparar zumos con dos o más frutas, evitando las combinaciones más habituales como piña y menta? ¿Qué tal hacer estas mezclas sugeridas? ¡Intentalo!

  1. Piña con manzana y jengibre

    Licúa 4 rodajas de piña, 1 manzana sin semillas y 2 g de jengibre en una licuadora.

  2. Uva con kiwi y menta

    En una licuadora, licúa 1 taza de jugo de uva integral, 1 kiwi picado y hojas de menta al gusto.

  3. Naranja con manzana

    Batir 1 vaso de jugo de naranja con 2 manzanas.

  4. Maracuyá con mango

    Batir 1 taza de pulpa de maracuyá con 800 ml de agua y 2 mangos en rodajas. Colar y endulzar solo si es necesario.

  5. Maracuyá con plátano

    Batir 1 plátano enano, 1 maracuyá y 1 ½ tazas de agua. Coe. Use azúcar solo si es necesario. Sirve con hielo.

  6. Acerola con naranja

    Batir 6 acerolas con 80ml de zumo de naranja y ½ vaso de agua. Coe. Endulza solo si es necesario. Sirve con hielo.

  7. Mango con naranja

    Batir ½ mango cortado en trozos con 1 taza de jugo de naranja. Coe. Sirve con hielo.

  8. Sandía con fresa

    Batir ½ sandía con 8 fresas. Coe. Endulza solo si es necesario. Sirve con hielo.

  9. Guayaba y manzana

    Batir 2 guayabas maduras con 1 manzana grande y 1 litro de agua. Coe. Endulza solo si es necesario. Sirve con hielo.

  10. Melón con piña

    Batir ½ piña, ½ melón y 1 kiwi con ½ vaso de agua. Coe. Sirve con hielo.

  11. Naranja con fresa

    Batir el jugo de 6 naranjas con 6 fresas medianas. Coe. Endulza solo si es necesario. Sirve con hielo.

  12. Naranja con papaya

    Batir el jugo de 6 naranjas con 1 papaya mediana (sin piel) picada. Colar y endulzar solo si es necesario. Sirve con hielo.

  13. Melón con limón y menta

    Batir 1 rodaja gruesa de melón, 1 taza de agua, 1 cucharada de menta y 1 cucharada de limón. Endulza si es necesario. Sirve con hielo.

  14. Sandía con limón y menta

    Batir ½ sandía, 1 limón y 1 cucharada de menta. Colar y servir sobre hielo.

  15. Melón con fresa

    Batir 2 rodajas medianas de melón con 1 taza de fresas picadas y ½ taza de agua. Colar y endulzar si es necesario. Sirve con hielo.

  16. Sandía con kiwi y maracuyá

    Batir 300g de sandía con 2 kiwis y 200ml de zumo de maracuyá. Colar y endulzar si es necesario.

  17. Piña, acerola y menta

    Batir ½ piña picada (sin pelaje y sin pepitas) con 15 acerolas, 1 cucharada de hojas de menta y ½ taza de agua. Colar y endulzar si es necesario. Sirve con hielo.

  18. Sandía con jengibre

    Batir 3 rodajas de sandía y 1 cucharadita de jengibre rallado. Colar si es necesario. Sirve con hielo.

  19. Açaí con plátano y naranja

    Mezclar 200 g de pulpa de açaí congelada con 400 ml de jugo de naranja y 2 plátanos plateados. Está listo para ser tomado.

  20. Mora con limón

    Batir 1 taza (té) de arándanos frescos con el jugo de 1 limón y 200 ml de agua de coco. Está listo para ser tomado.

El secreto para potenciar tu jugo

Como ya se mencionó, los jugos son muy beneficiosos, sin embargo, no deben consumirse en exceso. Es de destacar que contienen fructosa (azúcar de la fruta), que el cuerpo metaboliza rápidamente, liberando glucosa rápidamente al torrente sanguíneo, además de contribuir a menudo al almacenamiento de grasa (especialmente en la región abdominal).

Sin embargo, hay un consejo que ayuda a que el jugo sea aún más saludable y a reducir la velocidad a la que la glucosa ingresa al torrente sanguíneo: es insertar 1 cucharada de postre de fibra en tu jugo. Por ejemplo:

  • 1 cucharada de harina de linaza;
  • 1 cucharada de harina de plátano verde;
  • 1 cucharada de semilla;
  • 1 harina de chía.

Para hacer un jugo aún más nutritivo y sabroso, se pueden agregar otros ingredientes, además de las frutas y harinas mencionadas anteriormente, como:

  • Hierbas (menta, melisa, manzanilla, etc.)
  • cáscaras de frutas
  • Semillas funcionales (linaza, chía, etc.)
  • Verduras (repollo, pepino, etc.)
  • Agua de coco.

Otro consejo clave es evitar endulzar (ya sea con azúcar o edulcorantes) los jugos. Intenta acostumbrarte al sabor natural de la fruta, ¡es delicioso!

Cómo preparar pulpa de fruta en casa.

Por supuesto, preparar el jugo y beberlo de inmediato es la mejor opción. Pero si esto no es posible, una buena opción es apostar por pulpas de frutas.

Sin embargo, si vas a comprar la pulpa ya preparada (en el supermercado, por ejemplo), revisa el empaque si el producto contiene solo la fruta congelada, sin aditivos químicos (colorantes, aromatizantes, acidulantes). Eso es muy importante.

Otra sugerencia es comprar la fruta y hacer la pulpa tú mismo en casa. A excepción de los plátanos y las peras, que no muestran buenos resultados después de la descongelación, todas las frutas se pueden congelar.

Las principales formas de convertir la fruta en pulpa son:

Congélalos en natural: lavar, pelar, quitar las semillas y envasar en bolsas de plástico.

Congélelos como pulpa o puré: pelar, quitar las semillas y mezclar en una licuadora. Para frutas que se oscurecen, se recomienda agregar una cucharada de jugo de limón.

Congelarlos con azúcar: ideal para congelar frutas que se servirán endulzadas en dulces o jugos. Pon la fruta limpia y seca en un recipiente de plástico y espolvorea un poco de azúcar encima para que quede completamente cubierta. Déjalo reposar hasta que la fruta suelte su jugo y disuelva el azúcar, y luego llévalo al congelador.

Congélalos en almíbar: Hervir 1 taza de agua azucarada; coloca las frutas en un recipiente de plástico y cúbrelas completamente con el almíbar. Para las frutas que se doran, se recomienda agregar ½ cucharada de jugo de limón.

Como las frutas tienen características propias, necesitan un tratamiento diferente para poder congelarse. A continuación, puede encontrar pautas para congelar las principales frutas mencionadas en las combinaciones de jugos anteriores:

  • Piña: cortar en rodajas o trozos, congelar en almíbar o jugo.
  • Acerola: congelar las acerolas enteras, en forma natural.
  • Mora: congelar las moras enteras, de forma antinatural.
  • Manzana: pelar, quitar las semillas, cortar en rodajas y congelar en almíbar añadiendo un poco de zumo de limón.
  • Mango: pelar, cortar en rodajas y congelar en almíbar.
  • Maracuyá: batir ligeramente en una batidora, colar y congelar la pulpa.
  • Melón: pelar, cortar en trozos y congelar en almíbar.
  • Fresa: congelar las fresas enteras, natural.
  • Papaya: congelar en trozos con azúcar.
  • Sandía: congelar en trozos, natural.
  • Uva: lavar y secar las uvas, quitar las semillas y congelarlas en forma natural.

¿Jugo natural, refresco o jugo industrializado?

No sirve de nada engañarse a sí mismo: los jugos naturales son siempre opciones más saludables en comparación con los refrescos, independientemente del valor calórico, muy citado en el caso de “refrescos cero”.

Esto se debe a que el jugo proporciona importantes vitaminas y minerales para el funcionamiento del cuerpo. Por otro lado, la soda aporta una gran cantidad de sodio y aditivos químicos, que acumulan toxinas en el organismo y dificultan su funcionamiento.

En relación a los zumos de frutas industrializados (en caja), cabe señalar que la mayoría de las opciones disponibles en el mercado no son recomendadas por los nutricionistas. Esto se debe a que dichos productos contienen grandes cantidades de azúcar o edulcorantes – en versiones light y dietética – y aditivos químicos (colorantes, aromatizantes, acidulantes), que dificultan el buen funcionamiento del organismo.

Así, está claro: siempre se debe dar preferencia a los zumos de frutas naturales, preparados en casa con una o más frutas (entre otros ingredientes).

¿Te gustan los consejos? ¡Ahora tienes fantásticas ideas combinadas para hacer buenos zumos naturales en casa!

Recuerde siempre dar preferencia al jugo recién preparado. Pero si esto no es posible, prepare las pulpas en casa. ¡Evita endulzar los jugos y disfruta así del mejor de todos los beneficios que puede ofrecer a tu salud!