Skip to content

8 alertas corporales que indican que tu salud no es buena

19 Junio, 2024
8 alertas corporales que indican que tu salud no es buena

Dolor de cabeza diario, hipo, fiebre o falta de aire constante, dolor abdominal, cuerpo hinchado, entumecimiento u hormigueo en algunas partes del cuerpo, o muchos mareos. ¿Te identificas con alguno de estos problemas? Si es así, tenga en cuenta que podrían ser signos de que su salud necesita atención especial.

Cuando el cuerpo está debilitado, ya sea por un simple problema o por enfermedades más graves, el cuerpo se indispone y recibe alertas que, en la mayoría de los casos, terminan siendo ignoradas, ya que se consideran un malestar temporal.

Sin embargo, cuando estas alertas persisten, no se recomienda automedicarse, sino buscar de inmediato un profesional especializado en el tema. Cuanto antes se detecte el problema, más fácil será tratarlo y prevenir las complicaciones.

Reunión ahora 8 alertas corporales que indican que tu salud no es buena y cuáles son sus posibles causas. Recuerda que solo un diagnóstico médico puede indicar las causas de cada síntoma, así como el tratamiento adecuado para cada caso.

1 – Dolor de cabeza

Varios factores como estrés, sinusitis, hipertensión, insomnio, debilidad nerviosa, anemia, deficiencia de oxígeno entre otros problemas pueden conducir a dolores de cabeza que van de leves a más dolorosas. Un simple dolor de cabeza puede acabar convirtiéndose en una migraña insoportable. En casos más extremos, puede ser una advertencia para enfermedades más graves relacionadas con problemas estructurales de la cabeza como tumores, meningitis, encefalitis y hemorragia cerebral.

2 – Edema

O edema es la hinchazón del cuerpo debido a la retención de líquidos que puede ocurrir debido a factores desde los más simples hasta los más graves. El exceso de líquido en el cuerpo puede ser causado por la falta de actividad física, el calor intenso, la menstruación, el embarazo y el uso de algunos medicamentos. También puede ser una llamada de atención para enfermedades más graves, como insuficiencia cardíaca y pulmonar, tiroides, enfermedad hepática, diabetes, daño renal y alergias.

3 – Hipo

O hipo Suele aparecer en situaciones como comer demasiado rápido o en grandes cantidades, si la garganta o el estómago están inflamados, en casos de nerviosismo extremo o incluso cuando hace mucho frío. La duración normal de un hipo es de solo unos minutos, pero si ocurre con más frecuencia y durante períodos prolongados, debes preocuparte.

El hipo también puede ser una advertencia para enfermedades como asma, bronquitis, enfermedades hepáticas, intestinales y renales. También debe tener en cuenta que, en algunos casos, el hipo puede ser una advertencia de enfermedades más graves, como neumonía y ataques cardíacos.

4 – Fiebre

La sensación de ardor, escalofríos e indisposición no solo significan que tienes un resfriado, también indican que tu cuerpo está en un estado febril. LA fiebre es muy importante para la defensa del cuerpo contra las infecciones y viene para alertarle de que algo anda mal.

La temperatura corporal normal es de 37ºC y cualquier cambio por encima de este promedio se considera fiebre. Además de la gripe, la inflamación o la infección, la fiebre también puede ser una advertencia de enfermedades más graves como: daño cerebral, enfermedad del sistema endocrino, insolación, intoxicación o incluso cáncer.

5 – Dificultad para respirar

ese sentimiento de falta de aire hacer ejercicios que requieran mucho esfuerzo o incluso subir escaleras puede considerarse normal, pero si la dificultad para respirar es grande o constante, es una señal de que puede haber un problema con su cuerpo. Las enfermedades cardíacas, la obstrucción del flujo de aire, la ansiedad, los pulmones y los músculos, tienen dificultad para respirar como una advertencia de que el cuerpo está debilitado.

6 – Dolor abdominal

La sensación de malestar en la región abdominal puede ir desde un dolor soportable hasta dolorosos dolores punzantes que acaban siendo insoportables y pueden ser transitorios, durando unos minutos o, en los casos más graves, incluso horas.

Generalmente, el dolor abdominal se origina en el sistema digestivo, pero puede significar muchas enfermedades diferentes, como obstrucción intestinal o estreñimiento crónico, intoxicación alimentaria o alergia, apendicitis, indigestión y acidez, úlceras, infecciones del tracto urinario y cálculos renales.

7 – Entumecimiento y hormigueo

el sentimiento de entumecimiento y hormigueo en el cuerpo suele ocurrir en manos, pies, brazos y piernas y puede ser causado por una simple posición sedentaria durante mucho tiempo, algún daño en los nervios o falta de suministro de sangre a la región afectada. Pero más allá de eso, el mal presentimiento también puede estar asociado con algún otro tipo de enfermedad como migraña, diabetes, esclerosis, derrames cerebrales y convulsiones. En casos más extremos, aparecen síntomas como debilidad y parálisis.

8 – Vértigo

Los mareos al levantarse rápidamente se pasan por alto con mayor frecuencia, pero pueden terminar poniendo en riesgo su salud. LA vértigo Ocurre cuando hay problemas con los mecanismos de equilibrio del oído medio, con el cerebro o con las conexiones nerviosas entre ambos. Este síntoma puede ser una advertencia de trastornos de ansiedad benignos, epilepsia, accidente cerebrovascular, tiroides, sífilis cerebral, cáncer y más.